10 de Hollywood.


¿Alguna vez imaginaste qué tan difícil sería fingir una escena de sexo con cualquiera y pretender que es real? Adivinaste, es muy difícil.

Las celebridades de Hollywood deben lidiar con ese problema a diario. O bueno, poniéndonos en su piel, no creo que sea tan problemático tirar con alguien.

Bueno, seamos sinceros, ninguno de nosotros se pondría muy exigente si hay que tirar con Anne Hathaway.

Yo, con todo el gusto del mundo, lo haría. Y creo, que ustedes, también.

Sin embargo, hay actores que, por increíble que parezca, se sienten extraños e incómodos, así tengan que compartir escenas candentes con Anne Hathaway.

Veamos de quiénes se trata.

10 de Hollywood

Henry Carvill

El hombre detrás del traje rojiazul de Superman comentó que una vez estando en la cama con una mujer, tuvo problemas para ponerse duro.

“Tenía unas tetas espectaculares, pero yo aún no lo tenía suficiente parado para poder meterlo en su vagina. Entonces, movía sus caderas para rozar todo mi pene. Me costó un poco. Fue muy extraño”.

 Hugh Grant

El actor confesó que amaba filmar películas donde hubiesen escenas de sexo.

“Siempre he disfrutado las escenas de sexo, piensas que no podría hacerlo por la incomodidad de tener tantos camarógrafos alrededor, sin embargo, una vez me concentro en la hermosa mujer que tengo delante y voila, todo desaparece”.

10 de Hollywood.

Ashton Kutcher

El esposo de Mila Kunis confesó que una vez simplemente su amiguito no fue a trabajar y lo dejó plantado en medio de la escena del crimen, así que tuvo que disculparse.

“Tuve que disculparme, no me acuerdo con qué actriz fue. Pero, cuando no me acuerdo, me remito al nombre de Sir Laurence. Sir Laurence me preguntó que si era culpable, y yo simplemente me disculpé por no haberme excitado”.

Ante todo, hay que ser diplomático, así que, si llegan a encontrarse en una situación parecida, hay que actuar como lo hizo Kutcher. Sir Laurence pa’lla y Sir Laurence pa’ca.

Jake Gyllenhaal

Sucedió en el plató de Love and other drugs. Sí, a Gyllenhaal le costó excitarse con Anne Hathaway.

Vamos, Jake, no creo que sea un trabajo tan duro.

“Había tenido una sucesión de escenas sin ningún problema, pero cuando llegamos al punto que me tenía que acostar con Anne… me costó trabajo poder excitarme”.

 

 

Jesse Metcalfe

Fue un actor reconocido dentro de la serie Desperate Housewives.

“No me los vas a creer, pero la primera escena de sexo que filmé no sucedió de forma instantánea. Tuve que prepararme y practicar con mi compañera Eva Longoria. El director comenzó a sentirse impaciente y nos dijo que no tenía todo el día. Así que, de alguna u otra forma, fluyó”.

 

 

 

Samuel L. Jackson

El actor odia hacer cualquier escena que conlleva tener relaciones sexuales.

“No me siento muy cómodo haciendo escenas de sexo. Lo odio. No sabes si puedes tocar o no. Tienes que disculparte por excitarte o no. Lo siento si pude hacerlo, lo siento sino…”

10 de Hollywood.

 

 

 

 

Seth Rogen

El actor gordo y adicto a la marihuana confesó que sintió mucha tensión al filmar unas escenas de sexo con Katherine Heigl en la película Knocked Up.

“Me sentí tensionado e incómodo. No era cualquier cosa. Delante estaba Katherine Heigl que es un monumento de mujer. No sabía como comportarme. Me estrellé contra mis propios nervios”.

No sabemos si estaba nervioso por Katherine o por la cantidad de THC que había ingerido su cuerpo XD.

Ewan McGregor

El maestro Obi-wan y adicto a la heroína Mark Renton, comentó que fue difícil pretender estar excitado para hacer una de escena con una coestrella llamada Alicia Krige.

“Estábamos en medio del asunto pero mi amigo jamás acudió al rescate. De pronto me dio mucho frío y quería usar ropa interior, pero el equipo de camarógrafos simplemente quería ver mi trasero desnudo. Así que, en vista de mi incomodidad tuvimos que parar la filmación un momento”.

 

Ryan Gosling

Pues al parecer hay algo que a Ryan Gosling le cuesta. Fue la escena que compartió con Michelle Williams durante la filmación de la película Blue Valentine.

“Toda verdadera intimidad es desordenada. Así que por un momento salía la bestia hambrienta que tenía en mi interior, y olvidaba por completo que había un libreto y además que estaba saboteando el trabajo de mi compañera”.

10 de Hollywood.

 

Neil Patrick Harris

Le llevó un montón de tiempo filmar una escena en donde muere en medio de un apasionado encuentro sexual.

Fue en Gone Girl.

“Tuvimos que ensayar la escena por 3 días. David Fincher tuvo que hacer 36 tomas. Se cambiaron las sábanas 36 veces. Se utilizaron cerca de 450 galones de sangre. Fincher quería dominar cada pulgada de nuestra actuación. Él quería que la escena fuese un encuentro sexual entre robots”.