Joshua Lives @safefromdeath

 

Alejandro Ghersi emigró de Venezuela al terminar el colegio en 2007 para continuar estudiando en USA, supe de su trabajo bajo el pseudónimo de Nuuro gracias a Julio Briceño (Amigos Invisibles, Chulius & The Filarmónicos) el cual podía revisarse a través de MySpace (Eso que alegraba la vida antes de Facebook y Twitter). Varios aspectos profesionales y personales de Alejandro hacen que desde hace un par de años se conozca como Arca.

arca

En este espacio no hemos hablado de Xen, el primer LP de este compositor por ya ser un disco del año pasado (culpen a mi jefe que no me deja reseñar discos viejos), pero hace unos días Mutant salió a la luz y más vale que lo escuchen.

Mutant, al igual que el resto de los trabajos de Arca, carece de letras, espacio que no queda vacío gracias a la gran cantidad de sonidos punzantes que dan justo en nuestros nervios, proyectando imágenes a nuestra mente, explotando nuestra imaginación.

En Mutant podemos explorar el éxtasis, el orgasmo y la sensualidad de una noche (Alive, Mutant, Vanity), en la que muy pronto se ve interrumpida por el reflexivo y cálido sol del día, lleno de realidad y sentimiento (Gratitud), dispuesto a dar un golpe lleno de consecuencias a lo que ocurrió la noche anterior.

Mutant posee 20 tracks fluyendo constantemente, proyectando belleza en su orquesta electrónica, provocando reacciones fuera de lo común. El lagrimeo, la nostalgia (¿y el reggaetón?) de Xen se quedó atrás, ahora es necesario vivir con lo que tenemos.

¿Qué puedo pensar de un contemporáneo venezolano que ha trabajado con Kanye West, Björk y FKA Twigs? Nada es imposible cuando tu talento sobra.

PD: Arca, si estás leyendo esto, creo que es mejor que compres la Harina PAN cerca de tu casa porque aquí no hay. ¡Ah! Y mándame un par de copias de Mutant con un amigo para pagarle en bolívares, que me gasté el cupo CADIVI cuando compré Xen.

Lee también:

Miley Cyrus & Her Dead Petz, Psicodelia supersónica desde el más allá

M3LL155X, la energía futurista de FKA Twigs

[Disco de la Semana] Major Lazer tiene una misión