420 no es un número cualquiera, representa e identifica a la comunidad cannábica y su cultura desde hace ya 45 años. Para los no relacionados con el mundo de la marihuana, diremos que 4:20 -leído cuatro veinte- es todo un término con identidad propia.

Apenas un día después del Día de la Bicicleta (en honor al legendario paseo que realizó el Dr Albert Hoffman un 19 de abril de 1943), hoy, 20 de abril, se celebra el Día Mundial de la Marihuana.

HISTORIA

420-Louis-
Estatua de Louis Pasteur

Todo comenzó un día cualquiera del año 1971 en la Escuela Secundaria de San Rafael, California. Los hermanos Waldo (The Waldos), estudiantes de la escuela, supieron de una persona que ya no podía cuidar la parcela donde cultivaba marihuana y tomaron la decisión, junto con algunos amigos, de arrancar las plantas y hacerse con una buena provisión de yerba. Se estableció como costumbre, por motivos de horarios y actividades escolares, reunirse a las 4:20 p.m. a fumar marihuana en la estatua erigida en honor a Louis Pasteur. “4:20 Louis” era la contraseña que establecía la cita. Con el tiempo, el término 4:20 fue ganando popularidad de forma espontánea y funcionó a modo de código secreto, desconocidos por padres y profesores, que reunía a los amigos a fumar un porro.

El paso siguiente fue saltar al calendario. La trasposición de estos números a una fecha fue algo muy fácil: 4:20 en el formato utilizado en Estados Unidos es el mes 4º y el día 20, por lo que el término quedó transformado en el “20 de abril”.

Son varios los países que han legalizado el uso de la marihuana, cada uno con ciertas normas, por ejemplo:

Holanda: El consumo y compra están permitidos en pequeñas cantidades.

Corea del Norte: La venta y consumo no es penalizado por la ley.

Portugal: En 2001 se convirtió en uno de los países pioneros en la despenalización por consumo de la hierba.

Canadá: Primer país en regular el consumo de marihuana para uso medicinal.

Barcelona: Única ciudad de España con clubes sociales para consumo de marihuana.

Estados Unidos: Solo en Colorado, Washington, Alaska, Oregon y el distrito de Columbia es legal el uso recreativo de la marihuana.

Bélgica: Despenalizó su consumo pero ofrece multas a quien consuma la droga en la calle y espacios públicos.

Suiza: Todo mayor de 18 años puede tener hasta 10 gramos de esa hierba.

Jamaica: País caribeño que aprobó una ley que despenaliza la posesión de pequeñas cantidades de cannabis.

En el caso de América Latina tenemos que:

México: El Tribunal Supremo de México aprobó a finales de 2015 la legalización del cultivo y el uso de marihuana con fines personales y recreativos.

Uruguay: tiene dos años de haberse aprobado legalmente el uso y la comercialización de la hierba.

Colombia la Corte Suprema aprobó en 2012 una ley que permite a los habitantes de ese país consumir cinco gramos de marihuana para uso personal, mientras que el Congreso insiste en frenar cualquier tipo de legislación que le de legalidad al consumo de la misma.

Argentina es legal siempre que se realice en privado y de forma personal

Y países como Chile, Guatemala y Costa Rica están en proceso de discusión para la aprobación de su uso medicinal

140418235517_sp_marihuana_624x351_getty_nocredit
Celebración del 420 en Denver, Colorado.

En Europa, el término 4:20 no posee la carga social ni simbólica tan marcada como en el Norte América. Tal vez es debido a que la tenencia, el auto cultivo y el uso, sea terapéutico o recreativo de la marihuana no es claramente ilegal en los diferentes países.

Caso aparte es Francia ya que el 20 de abril es el día en que Hitler nació, lo que es una buena razón por la que los franceses no celebran el día de la marihuana. El 18 de junio funciona como fecha homóloga.

Sea de manera terapéutica o recreativa, cada país que lo legalizó es porque tienen un nivel de cultura que va de la mano con el uso de esta planta. En Venezuela no se celebra formalmente, pero sabemos que hay muchos que comparten un porro este día, a esa hora, para hacer honor a su consumo, para ustedes ¡Feliz 420! Para los que no lo hacen, mucho respeto y ¡Feliz día!