Porque Los Teques es mucho más que friito y roncha bajando por la Panamericana

Por Paul León / @Politovsky

La capital del estado Miranda se caracteriza por sus montañas, su clima y por la combinación calles-tránsito que muchas veces es caótica. Pero apesar de esto, muchos se sienten muy bien de poder vivir tan cerca de Caracas y no en ella porque los deja tener lo mejor de dos mundo: la ciudad para loquear y la tranquilidad de la montaña.

Para esos que se identifican con lo anterior, les traemos una recopilación de las cosas que solo entiende la gente que vive en Los Teques.

 

[divider] Los Teques al poder [/divider]

 

1.- El centro son 2 calles y más na’: Bermúdez y Miquilén

 

los teques
Cuando te hablan del “ir al centro”, se refieren a dos calles, la que sube y la que baja, más nada. Es increíble que desde El Cabotaje hasta Los Coquitos esas dos calles puedan ser todo lo que necesitas para tu distracción y conseguir eso que necesitas.

 

2.- El Banco Venezuela es la brújula de Los Teques

 

los teques
El punto de referencia para muchas cosas:

– La parada de bus principal.

– Cruzas la calle y está la línea de taxi principal.

– Las colas de los pensionados.

– Las colas.

– El señor que vende cachapas, la que vende mango con adobo.

– … y los que venden periódicos.

– La plaza Guaicaipuro.

– Los zapatos baratos de “La Total”.

– Esos por mencionar algunos.

 

3.- La visita al parque Los Coquitos para “ya tu sabes…”

 

los teques

 

 

Ese lugar en donde jugaste cuando eras chamín y que todo liceísta visitó para tomar Anís, a cuadrarse a su “culito” o a divertirse con los panas después de salir de hacer deporte en el Luis Navarro. Claro, muchas veces habían choros con los que debías tener cuidado y algunas veces, hasta se hacían panas por el Anís. Ahora está mejor cuidado y el ambiente es menos “peligroso” y más deportivo y familiar.

 

4.- Olvídate del Sambil: hoyada y el Paseo Mirandino

 

los teques

 

Los dos centros comerciales que ya son patrimonio cultural. Son los que todos visitan para hacer mercado, ir a Locatel, comprar pan en La Beirut, poner la queja en Cantv, pagar la luz, ir a la farmacia, comprar un cable RCA, hacerse un tatuaje, recoger el dinosaurio que pediste por Mercadolibre, etc.

 

5.- Disturbios liceistas colapsaban calles a diestra y siniestra

 

los teques
Era frecuente que los liceos Vicente Salias, Francisco de Miranda, Muñoz Tébar, Julio Rosales y Luis Correa, durante los periodos de clase, armaran tánganas entre ellos y colapsaran todas la calles. A veces era para exigir mejoras, otras por piques entre ellos y otras simplemente para suspender las clases.

Sabes que estuviste metido eso, a mí no me engañas.

 

6.- El transporte y su anarquía

 

los teques
El transporte en Los Teques es una… *inserte su grosería favorita*. Si no vas al Terminal, puedes pasar fácil 15 o 20 minutos esperando tu auto bús. Cuando llegan, si es hora pico, llegan full. Se paran en donde quieren y forman más cola de la que ya existe.

Pd: existen paradas pero no ante los ojos de los conductores.

 

7.- Línea de taxis Guaicaipuro: salva patria

 

los teques

 

Es la línea de taxis más usada por las personas que viven en Los Teques. Sobre todo en las noches, cuando se hacen colas tipo concierto porque las camioneticas ya a las 8:30 brillan por su ausencia.

 

8.- El olor en las estaciones de Metro

 

los teques

 

Los que usan el metro de Los Teques, saben que es mucho más rápido que bajar en Yuruany. Pero también saben que en las estaciones Guaicaipuro e Independencia aún muchos alérgicos sufren por el olor a cemento que se respira dentro e ellas.

 

9.- Si no pasas por la Panamericana, no existes

 

los teques

 

Es nuestra Francisco Fajardo, por ella se le puede llegar a Los Teques por varias partes y también hasta Caracas o Tejerías. Pero cuando te agarra una cola, ármate de paciencia porque eso va pa’ largo. Y si ocurre un choque, arma un picnic en el carro porque llegarás tarde a tu destino.

 

10.- Todos conocemos La Cascada como la palma de la mano

 

los teques

 

– Vamos a salir

– Si va. ¿A dónde?

– A La Cascada. ¿Pa’ d{onde más?

Pues sí, todos meureren allí: para ir al cine, para comprar ropa, para salir con quien te gusta, para reecontrarte con panas, para caminar, para salir en familia… ¡PARA TODA VAINA!

Es tanto así, que si no te encuentras a alguien conocido cada vez que vas, seguro algo anda mal.

Pd: también está La Casona, pero esa queda más lejos.

 

11.- Las colas: no hay pa’ dónde agarrar

 

los teques

 

Esto es simple: las calles no dan pa’ tanto carro. Por esto, se forman las colas más deseperantes que te imagines , llegando al punto de avanzar 100 metros en 10 o 15 minutos. Muchos prefieren caminar porque llegan más rápido.

Y si llueve, agrégale unos cuantos minutos más.

 

12.- Motorizados: la nueva mafia

 

los teques

 

Son el terror de todo conductor. Ya todos los que manejan tienen un sexto sentido y piensan como lo haría un motorizado porque solo así se enteran que va pasando uno. Parten retrovisores, agarran cualquier acera para montar una línea de mototaxis y si chocan a uno, aparece una patota gigante en menos de cinco minutos.

 

13.- Buhoneros: esta acera es mía

 

los teques

 

Se adueñaron de las aceras. Es imposible caminar por allí porque parece que estás en la cola de un banco y si caminas por la calle, te pueden atropellar en cualquier momento. ¡Yisus, ¿qué hago?! Además muchos de ellos dejan mucha basura en las calles que deberían recoger.

Pd: los miércoles descansan.

 

14.- El pueblo fantasma

 

los teques

 

A partir de las 8:00, se convierte en un pueblo fantasma. Todo cerrado, las calles solas, poco transporte y la gente apurada por irse a su casa. Aquí entran al juego los taxistas.

 

15.- Las lluvias colapsan todo

 

los teques

 

Las lluvias en Los Teques es sinónimo de colapso: se desborda el río San Pedro, deslizamientos de tierra, lagunas en las calles, colas, mujeres sufriendo por su cabello, poco transporte y pare de contar.

 

16.- Ese frío sabroso

 

los teques

 

Esto es lo mejor, el clima que tiene el pueblo es genial, sobre todo en las noches. Cuando llueve, hace frío y se ve una niebla espesa no provoca salir de la casa. Lo malo es que muchas veces pasa en la mañana, cuando tienes que irte al trabajo o universidad.

 

17.- El Gym del Hito

 

los teques

 

Es el punto de encuentro de referencia para muchas personas. Realmente no hay mucho que ver dentro más que peluquerías, ropa, una guardería y otras cosas. Excepto por el gimnasio, mucha gente va para ese gimnasio.

Pd: los jugos de narajas de la esquina son buenísimos.

 

BONO EXTRA: Lo que extrañamos

La casa embrujada de Puente Castro.

Los carnavales sin que terminen en PloPlo.

Las patinatas de Diciembre en Plaza Bolívar.

El comienzo de la navidad en La Cascada.

El tren de El Encanto.