¡Ay Spotify, en que lío te metiste! Ahora resulta que según Wixen Music Publishing Inc, el servicio de streaming ha utilizado catálogos musicales sobre los que no tiene derechos.

Wixen Music Publishing Inc. no es un nombre que a muchos les suene, pero son los encargados de gestionar artistas como Tom Petty, The Black Keys, Weezer, Missy Elliott, Janis Joplin, Steve Nicks, Rage Against the Machine, Al Green, NOFX, The Doors y Neil Young. Artistas que Spotify, aún hoy, está supuestamente utilizando sin contar con los debidos permisos.

 

 Lee también: Run the Jewels desencadena el apocalipsis en “Call Ticketron”

 

The Hollywood Reporter reveló este martes la demanda presentada el pasado 29 de diciembre en una corte federal de California. De acuerdo con los argumentos de la acusación; Spotify ha infringido “deliberadamente” los derechos de autor de los artistas que administra Wixen.
Según el demandante, Spotify no ha llegado a ningún acuerdo con Wixen para incluir esas canciones en su plataforma. En vista de ello, Wixen exige el pago de 1.600 billones de dólares por concepto de daños por infracciones continuadas al derecho de autor.

Según Wixen, Spotify subcontrató a un tercero para proveerse de dichas licencias; el tema está en que esa agencia “no estaba adecuadamente equipada para obtenerlas de facto”.

Teniendo en cuenta que Spotify ya pagó 43 millones dólares extra por los derechos de algunas de las canciones que están en su plataforma; ¿serán los 1.600 billones que exige Wixen una amenaza fatal para el servicio? No.

En los últimos veinte meses, el gigante del streaming musical ha superado los 60 millones de usuarios pagos; ha aumentado sus ingresos en más de un 50% y ha alcanzado los 19.000 millones de dólares en capital.