Los Golden Globes hablaron, y hablaron fuerte. Tanto que muchos ya tienen a sus favoritas para el resto de la temporada de premios. Nosotros decidimos darte algunas de las razones por las que creemos que esas favoritas están allí.

La forma más sencilla de describir a Three Billboards Outside Ebbing Missouri es como un peliculón.

Los cimientos puestos por Martin McDonagh son más que sólidos. El guión es como una máquina bien aceitada que zigzaguea sin descarrilarse; lo que empieza como una historia salida de la mano de los hermanos Coen, termina por adoptar visos del western de Clint Eastwood sin perderle el paso al sarcasmo y humor negro de cada uno de los personajes.

Al final, Three Billboards es más que la típica historia de violencia en un pueblito de Estados Unidos; también tiene perdón y esperanza; giros inesperados y cambios de tono. Los diálogos ágiles y la complejidad psicológica de sus personajes la hacen resaltar entre todos los  blockbuster estrenados este año.

Lee también

 

Por otra parte, las actuaciones son de otro mundo. ¿De que otra forma podrían ser si en el elenco están Sam Rockwell, Woody Harrelson y Frances McDormand?

La interpretación de Frances McDormand como madre en plena cruzada justiciera es admirable. En algún momento todos nos hemos sentido impotentes y con ganas de quemar el mundo; es esa comunidad la que nos hace reconocernos en el personaje de Mildred Hayes. Sin esfuerzo aparente, McDormand es capaz de transmitir comicidad, brutalidad, vulnerabilidad, compasión y tormento interior con la misma naturalidad con la que planea y ejecuta un ataque contra la estación de policía. Cabe destacar que semejante demostración ocurre en una misma secuencia.

Si aún hay algo más que decir, que lo haga el trailer de la película