E.L James se valió del atractivo innegable que tiene el sexo sadomasoquista para alcanzar el éxito con la trilogía de Cincuenta Sombras.

Lamentablemente, no podemos decir lo mismo de las películas. Por eso, armamos un top 5 de películas que dejan a la trilogía de Cincuenta Sombras como la más mojigata de todas.

¿Listos?


Belle de Jour- Luis Buñuel

En este clásico, protagonizado por Catherine Deneuve,  una joven casada con un doctor descubre la prostitución diurna; iniciando una doble vida en la que, por las noches es la esposa fiel y casta mientras se entrega a los placeres de la carne durante el día.

 

El portero de noche – Liliana Cavani

Esta película generó un verdadero escándalo en los setenta; a tal punto que en varios países fue calificada como censura X. En ella viajamos a la Viena de finales de los 50 y entramos en la historia de una mujer judía reconoce a un oficial de las SS que abusó de ella mientras era presa en un campo de concentración, derivando el inesperado encuentro en una relación sadomasoquista enfermiza y catártica que dio al filme el estatus de película de culto.


Lee también: ¿Quieres un trío? Primero debes conocer sus reglas

La Historia de O – Just Jaekin

El director del filme erótico de culto ‘Emmanuelle’ adaptó en 1975 la obra homónima de Dominique Aury. El proceso de aprendizaje de O —así se llama la protagonista— para convertirse en la sumisa perfecta dio forma a un auténtico manual de la dominación plagado de erotismo y controversia.

Kink – Christina Voros

Es más que lógico que un campo repleto de mitos y claroscuros como el del sexo sadomasoquista tuviese representación dentro del género documental. La mejor muestra de ello es ‘Kink’, una cinta producida por James Franco que explora este tipo de prácticas y su relación con la industria pornográfica mientras radiografía el día a día en los estudios especializados en porno BDSM Kink.com.

‘Nymphomaniac. Volumen 2’ – Lars Von Trier

El díptico sobre la sexualidad que dirigió Von Trier en 2013 alcanza su punto más alto en su segundo volumen. El cierre de las aventuras y desventuras de Joe alcanza un nuevo nivel después de que la ninfómana conozca a K, un personaje interpretado por Jamie Bell que la introducirá en el mundo del sadomasoquismo y la dominación; regalándonos escenas capaces de cortar el aliento tras pasar por las manos del director danés.