Los juegos eróticos siempre encienden la llama, ahora imagínalo agregándole algo dulce y afrodisíaco así como el chocolate (¡ayayay!).

El chocolate es simplemente maravilloso, y sabes ¿por qué? porque todo lo que se ha dicho sobre él en los últimos años ha demostrado que todos sus beneficios también sirven en la cama, ¿rico, no?

Se ha dicho que incluso las tribus mayas lo utilizaban como un brebaje para llamar a la fertilidad. En el ritual de casamiento la pareja bebía grandes cantidades de este pero líquido.

También, recientes estudios han descubierto que parece que el chocolate contiene feniletilamina, una sustancia que produce un estado de sueño leve y es producida por el cuerpo cuando te enamoras o antes de llegar al orgasmo. Ahora ya entienden por qué los hombres regalamos siempre caja de chocolates ;).

Para no irnos muy lejos, te presentamos cinco cosas que puedes hacer con el chocolate mientras estás teniendo sexo, algo así, como las 5 mejores cosas que puedes hacer con él. Corre y busca un papel y no dejes escapar estos secretillos pillos:

1. Sexo oral con sabor a chocolate

chocolate

Tienes tres opciones: tomas un cuadrito de chocolate, de esos que vienen en barra, lo metes en tu boca, y mientras se derrite allí, vas dando algunos besos por doquier (o por donde quieras); también, lo fundes y lo esparces allí; o, consigues uno de esos condones con sabor a chocolate y ¡voila!

2. Helado de chocolate:

Sí, ya sé que todo está teniendo que ver con comer, pero, ¿acaso no es eso lo que estamos haciendo en ese momento (jiji)? Una rica mezcla con helado de vainilla, más ese frío delicioso, uff. Lo demás te lo dejamos a tu imaginación.

Tal vez te interese: Ten lujuriosas vacaciones en el “crucero del sexo”

3. Chocolate como pintura:

chocolate

Lo primero que necesitas es una brocha suave y chocolate fundido. Imagina todo lo que puedes sentir cuando te pasan esa brochita, muy suavemente, por todo tu cuerpo. Puedes jugar a Dalí y hacer pinturas surrealistas o a lo Pollock y dejarte llevar por tus impulsos, eso sí, luego tendrás que limpiar tu desastre…con tu boca.

4. Ropa comestible de chocolate:

Ajá, ropa comestible, imagina todas las posibilidades. Puedes encontrar este tipo de prendas en cualquier sex shop que conozcas, pero ten presente que medidas son. No querrás llenarte de tanto comerlo antes de llegar a la acción.

5. Forma tradicional

chocolate

Si no son tan osados, o quizá su religión no se los permite (no se van a enterar de todos modos), puedes optar por solo comerlos, así en una tarde romántica, dando de comer a algunas palomas en el parque, y luego huir corriendo a algún rinconcito, y así dejar que los efectos de la feniletilamina hablen por sí solos :D.

 

Tal vez te interese también: [Playlist] 9 canciones para tener sexo