5 películas en Cannes.


El festival de Cannes es un evento cinematográfico que tiene sus orígenes en la década de los 30′.

Y junto a Venecia, Berlín, San Sebastián, Mar del Plata y Karlovy Vary, constituye un espacio para que los cineastas que están comenzando ofrezcan su propuestas visuales.

Este año –2017– estuvo rodeado por la polémica. Netflix participó en Cannes pero fiel a su política de no proyectar películas fuera de su servicio en streaming, levantó muchas críticas.

Y también sucedió algo que tenía tiempo sin suceder. Volvió a ser un festival dominado por las mujeres.

Sofia Coppola, hija de Francis Ford Coppola, cantó victoria en la consecución de la estatuilla que la acredita como Mejor Director por el film The Beguiled.

Nicole Kidman, una de las mejores actrices pagadas del cine, obtuvo un premio especial.

Diane Kruger, la inolvidable Helena en Troya se alzó con la Palma a Mejor Actriz por la película In the Fade.

Así que hicimos una lista de 5 películas en Cannes impelables que tienes que ver. Es decir, sí o sí.

Puede que después de ver la lista, las entendamos un poquito, -a las mujeres, ala- ¿no?

Un Beau Soleil Intériur

Juliette Binoché es una excelente actriz. Y en este film lo demuestra de una manera inobjetable.

La sinopsis va sobre una mujer que acumula fracasos en el amor pero que no pierde esperanza en encontrar a su media naranja. Es una oda a la esperanza y al optimismo. Una película alegre, inspiradora y divertida.

‘L’Amant D’UN Jour

Es el broche de oro a una trilogía que retrata los celos femeninos. ‘La Jalouise’ y ‘L hombre des’ femmes’

La hija del director, Esther Garrel, se apropia del papel y no lo suelta hasta que terminan los créditos, brindándonos una actuación perturbadora y enferma, con dosis escasas de cariño y amor.

Closeness

No todas podían ser películas francesas. Closeness proviene de las frías tierras de Rusia.

Daria Shovner, una actriz cotizada en suelo moscovita, brinda una interpretación que coloca los vellos en punta.

Es una historia triste. El testimonio de una chica judía que se enfrenta al odio de una comunidad por denunciar la afición enfermiza que tienen sus habitantes con las películas snuff – films donde degollan, hieren, y cortan cabezas y otras partes del cuerpo por diversión-.

Críticos apuntan a que ha sido una de las mejores 5 películas en Cannes.

In the Fade

Una película que sangra.

La historia de una mujer que observa de cerca el precipicio de la desesperación tras quedarse sin familia por un atentado terrorista.

Y una vez que cae, batalla con las manos repulsivas de la depresión y cocaína, que se aferran a sus tobillos e impiden que salga del agujero.

La interpretación de Diane Kruger es brutal. Tiene que ver esta vaina. De pana.

The Beguiled

Una vez, en medio de una entrevista, le preguntaron a Dorángel, el famoso caníbal que azotó la población masculina del estado Táchira hace varios años, ¿que por qué se enfocó en matar mujeres y no hombres?

El respondió: “No me gusta la carne de mujer. Ellas tienen el diablo adentro”.

Y la película The Beguiled, explica de una forma contundente lo que el Comegente quiso decir.

Un soldado herido de guerra es encontrado por un grupo de mujeres que inmediatamente lo ayudan a curar sus lesiones y le ofrecen su casa como lugar de recuperación.

Una vez dentro del lugar, se enamora de una de ellas. Siendo el inicio que desencadena una serie de eventos que retrataran con suma crudeza a la naturaleza femenina actuando en todo su retorcido esplendor.

Fue la película que hizo merecedora de la Palma a Sofia Coppola.

Protagonizada por Nicole Kidman, Kirsten DunstElle Fanning y Colin Farrell.

Muestra sólida del papel imponente que demostró la mujer en el Festival de Cannes en el 2017.

Sí, adivinaron, Colin Farrell es el pobre soldado que no logra observar que detrás de un par de piernas hay un infierno invisible agitándose.


Cada película refleja la densa naturaleza femenina. Sin embargo, entre The Beguiled y Closeness se debaten las mejores 5 películas en Cannes.

Una, por el enorme sufrimiento que debe sufrir una mujer. Otra, por la retorcida imaginación de la naturaleza femenina que infringe dolor sin sentir remordimiento.

Ese mar de extremos, contemplados desde un plano diferente, atrae con una voracidad magnética.