5 prácticas sexuales milenarias.


¿Creíste que la masturbación fue un efecto de la internet?

Pues sí afirmaste con la cabeza, déjame decirte que te equivocaste.

Prácticas milenarias como la masturbación, o hasta más bizarras como tomar a una mujer prestada, han estado escritas en la memoria de las civilizaciones más antiguas.

Si la curiosidad te ha picado, ineludiblemente, como la aguja de un escorpión, es mejor que sigas leyendo estas líneas a ver donde vamos a parar.

Mujer prestada, la más violenta de las 5 prácticas sexuales milenarias

Bueno, probablemente, está práctica fue el punto de inspiración que llevó al ejercicio de intercambio de esposas que en la actualidad se conoce como swingers.

Pero, como las cosas en la antigüedad fueron más rudas, asimismo era el método que utilizaban para apropiarse de las mujeres.

El hombre podía someter a una concubina por medio de un secuestro. Una vez culminado el rapto, podría aprovecharse de ella, ya que, técnicamente, al estar fuera del alcance de su marido, la relación quedaba anulada.

¿Era la antigüedad, qué esperaban?

Consolador

La emperatriz lo utilizaba para introducirlo en su clítoris y caer en un trance de profundo y continuo placer mientras que sus esclavas se sonrojaban al escuchar los intensos gemidos de su emperatriz.

Por su parte, en la cultura griega y romana cambiaron la fría cerámica por una pieza pequeña de madera que iba forrada por un fino trozo de cuero en la punta; así la textura rugosa en el borde, simulaba el prepucio del pene.

Taoísmo

El taoísmo era una práctica milenaria sexual muy practicada, pero su objetivo, se volvió inalcanzable y decayó hasta el punto que hoy en el mundo solo algunos valientes emprenden esa agotadora cruzada.

Según la práctica taoísta, el ying y el yang están contenidos dentro de cada cuerpo, y cuando una pareja tiene relaciones sexuales, el hombre tiene como principal objetivo, no derramar la energía, que es el semen. 

Masturbación pública.

Volvemos con los egipcios. El colosal imperio de Egipto tenía unas curiosas creencias. El faraón, su séquito y miles de hombres y mujeres se juntaban en el Río Nilo para llevar a cabo unas masturbación masiva y sincronizada en honor al Dios Nim. 

Después se sumergían en su cauce, porque según las milenarias creencias, cada gota del poderoso caudal pertenecía al falo celestial del poderoso Dios. Así, básicamente se bañaban en semen. La más extraña de las 5 prácticas milenarias sexuales.

Sexo oral

Se estableció como la actividad más practicada por aquellos amantes que no querían arriesgarse a concebir un hijo.

Dicen los historiadores que Cleopatra fue bautizada como ‘la Reina de los falos’ después de haber practicado una felación a cada oficial romano. De las 5 prácticas sexuales milenarias, es la más ejercida alrededor de todo el planeta.

La cifra ascendía a más de 100.