Scarlett Johansson es, sin lugar a dudas, una de las actrices favoritas del momento. Ya sea viéndola hacer un papel de omnipotente en Lucy, o la ruda super héroe de Marvel como Black Widow, o la sensual voz en Her, e incluso mostrando su lado sensible en Lost inTranslation, Scarlett no es una mujer que podamos olvidar fácilmente.

Sigue leyendo y descubre las cuatro razones para amar a Scarlett Johansson eternamente:

1.  Es una actriz que sobrevivió a Hollywood

Scarlett comenzó su carrera como actriz a los 9 años, en la comedia de John Ritter “Norte”, y en la que se supo inmediatamente que la actuación era lo de ella. 

Dos décadas después y ahora es una de las más exitosas y atractivas actrices de Hollywood.

2. Su voz es cautivadora

Quedamos encantados por su voz en la película Her, con Joaquin Phoenix. Y no solo allí, en Lost in Translation, junto a BIll Murray, muestra sus dotes de cantante en un pequeño karaoke. Incluso lanzó dos discos como cantante independiente, y vaya que lo hizo bien.

Sin embargo, Scarlett Johansson no se ve a sí misma llegando a ser una estrella pop o algo parecido. En ocasiones prefiere que le digan “cantante” que “compositora”.

3. Cuando se lo propone, sus actuaciones pueden ser magistrales

Scarlett tiene en su haber actoral más de cuarenta interpretaciones, en las que siempre ha sabido destacar sus habilidades de actuación. Incluso ganó un BAFTA por su papel en Girl With A Pearl Earring. Y ni hablar de otras más de 20 en teatro. Scarlett no solo es Black Widow, ella es Cristina (Vicky Cristina Barcelona); es Nola Rice (Match Point); Charlotte (Lost in Translation); y la inolvidable Samantha (Her).

4. Scarlet Johansson es la mujer más sexy de Hollywood

Dos veces. Scarlett ha sido declarada “Sexiest Woman Alive” por la revista Esquire en 2006 y en2013, llevándose el honor de ser la única mujer, hasta ahora, que se he podido llevar el título dos veces.

Aquí algunas razones:

 

Tal vez te interese también:

Jessica Biel como nunca antes la habías visto [+18 años]

8 gifs que demuestran por qué Sofía Vergara es tan sexy

Alexandra Daddario, y que Dios (o el diablo) nos agarre confesados