Cuando la segunda temporada llegó a su fin, me sentí anonadado y a la vez asustado: nunca había visto una serie que pudiera llenarme tanto las expectativas como lo ha hecho The Leftovers. Temía por que los números allá en HBO no fueran suficientes y dieran adiós a la producción, pero no fue así, y su tercera y última temporada viene en camino.

Vi las dos temporadas casi de un solo tajo y cada que terminaba un capítulo quería decírselo a alguien, recomendársela. Necesitaba compartir la cantidad de cosas que sentía cada vez que la veía. Quizá también tenga mi cabeza un poco jodida como todos los personajes de la serie, y puedo asegurar que más de uno podría sentirse identificado con alguno de los personajes de la serie.

Lo cierto es que The Leftovers es por mucho lo mejor que he visto en serie en lo que va de mi vida, quizá a la par con Breaking Bad. ¿Por qué? Creo que The Leftovers hace lo que el buen arte debe hacer en ti: te mueve, te inspira, te cuestiona.

Y bueno, aquí estoy, gritando de nuevo por qué todos deberían estar viendo esta serie, y he elaborado 5 razones (sin spoilers) para que empieces a verla desde ya:

1. La historia

The Leftlovers

Si nunca has escuchado sobre el show, The Leftovers está basado en un libro escrito por Tom Perrota sobre una extraña ocurrencia que hace que el 2% de la población mundial simplemente desaparezca, dejando a todos los demás en la incertidumbre de saber qué pasó con ellos y por qué han desaparecido.

La serie se enfoca en la vida de un policia, su familia y sus conocidos, y de cómo todos ellos se las arreglan para seguir con su vida, luego de, repentinamente, haber perdido un familiar sin razón alguna.

The Leftovers toca un tópico que quizá se haya tocado en series como Lost o Left behind, con la única diferencia de que en esta serie nunca sabes, al menos hasta ahora, de qué va la desaparición. The Leftovers es un suspenso constante, nunca sabes qué puede suceder y un “WTF!” puede salir de tu boca en cualquier momento.

Adicional a este misterio latente, están los problemas mentales de cada personaje, y de su amplificación con la tragedia, las sectas y cultos que aparecen, los nuevos mesías y el sinfín de teorías que uno persona podría tener acerca de un suceso tan enigmático como la desaparición repentina, sin rastro, de alguna persona.

2. La actuación

La actuación en este show es sin lugar a dudas fenomenal. Desde el Kevin Garvey de Justin Theroux a la Nora Durst de Carrie Coon. Un reto actoral que actores como los anteriores mencionados o como Christopher Eccleston (Doctor Who) han sabido interpretar con gran profesionalismo. Odio, rencor, ira, confusión, tristeza, son pocos de los sentimientos que cuestan hacerse reales y sentirse reales. Y este equipo lo hace muy bien. Basta verlos en solo algunos capítulos para sentirlos, apenarte por ellos, llorar por ellos.

Como toda buena serie, nunca sabes cuál será el destino de los personajes, y en ese vaivén tu corazón y tu cerebro no se detienen nunca. Sufres, literalmente, con sus vidas.

Además de su actuación, he de decir que ellos son personajes sumamente atractivos, y cada uno a su estilo. Para las chicas, el policia tatuado, rudo y sexy de Kevin Garvey. Para nosotros: la simpática, de carácter fuerte y centrada Nora Durst.

Lo mejor para el final: Liv Tyler. Sí, nuestra belleza de Crazy de Aerosmith o la hermosa elfa del Señor de los Anillos hace parte del elenco de The Leftovers y cumple un papel que muchos no esperaríamos de ella. Es una de las antagonistas. Su actuación está al punto, y es de esas pocas personas malas que podrías amar mientras te mata.

3. Los productores

The Leftlovers
Tom Perrota y Damon Lindelof

Al comienzo habían muchas preocupaciones acerca de si el show iba o no a tener un buen resultado con el hecho de que Damon Lindelof, el hombre detrás de la mucha frustación alrededor de Lost, pondría sus viejos trucos y se enfocaría más en el misterio que en las respuestas otra vez.

Y aunque el show de por sí tiene muchas preguntas sin responder, él y sus otros showrunners han hecho un tremendo trabajo balanceando el misterio y las respuestas a esas preguntas, manteniendo a los personajes interesantes y simpáticos, y últimamente manteniendo a la serie interesante e impredecible.

Junto con la gran dirección de personas como Mimi Leder, Keith Gordan y Peter Berg, quienes todos han traído un diferente pero interesante trabajo de cámara, ritmo y sentimiento sobretodo, ha sido un placer ver a estos estos hacer magia detrás de las grandes escenas de The Leftovers.

4. El misterio y la interacción con los fans

The Leftlovers

Recordando a Lost y True Detective, es diversión asegurada intentar averiguar qué pasará después en el programa y qué paso con los misterios que quedaron sin resolver. Y con shows como este, que son estrechamente cerrados en las preguntas e impredicciones, es divertido ver cómo muchos fans elaboran infinidad de teorías de hacia dónde va la serie o por qué ocurrió tal cosa, las motivaciones que los personajes tienen, o quién morirá en el próximo capítulo.

Un paseo a la mente humana y a las cosas más absurdas es lo que puedes encontrar cuando te sumerges en las teorías que encuentras en canales como Reddit. Desde que los mismos showrunners dijeron que le misterio de la desaparición nunca sería aclarado, es más que comprensible tanta especulación. Ojo, dijeron que nunca habría respuesta, pero que las respuestas estarían en la serie. Solo es atar los cabos. Y vaya que eso es interesante.

5. La música

Detrás de toda gran serie, siempre hay un gran trabajo musical, y con The Leftovers no es la excepción. Una de las razones por las que comencé a ver la serie, fue escuchar su main soundtrack mientras pasaba canales. No pude evitar detenerme en HBO y simplemente escuchar. No sabía de que iba lo que estaba sonando y ya me sentía triste, feliz, perdido.

Max Ritcher es el artífice de las mejores piezas de todo el show. Cada una tan propicia como oportuna. Ninguna se escapa de la esencia de cada capítulo y todas, sin lugar a dudas, reflejan a tono de varios instrumentos, lo que algunas veces las palabras no pueden describir.

Además del trabajo de Max Ritcher, encontraremos canciones populares, y canciones quizá perdidas en los lados más oscuros de Youtube, pero indudablemente, grandiosas.

Mi veredicto

Dada la cantidad de cosas grandiosas que podemos encontrar día a día en la TV (contrario a la idea balurda de los hippies), en Internet o en la calle, nunca sabemos con certeza qué valdrá la pena realmente. Si lo que buscas es una gran experiencia visual, sonora y mental, este es tu show. Nada había hecho cambiar mi criterio de la vida, de la mente y de la misma sociedad, tanto cómo lo ha hecho The Leftovers. Quizá no llegué a tener el mismo impacto en ustedes, o seguramente sí, de cualquier modo, saquen un tiempo y déjense llevar, desaparezcan en ese 2% de población, que les aseguro, desde el primer capítulo, no querrán regresar.