La fotógrafo Alexia Sinclair recientemente completó uno de sus más hermosos y arriesgados proyectos en lo que va de su trayectoria. La colección resultante, “A Frozen Tale” o “Un Cuento Congelado”, un viaje visual mágico testimonio de la voluntad de hierro de una de las mejores fotógrafos del mundo.

Las fotografías fueron realizadas en un palacio real en Estocolmo que no ha sido tocado desde el siglo XVII, y donde Sinclair, con un paciente y delicado tratamiento de la fotografía logró captar lo que parece un cuento de hadas de la misma época. Por supuesto, las fotografías tienen un trabajo postproducción grande, con múltiples capas y ajustes que permitieron crear esa agradable ilusión; no por ello podemos menospreciar tan admirable trabajo.

En boca de todos los fotógrafos contemporáneos está el debate acerca de sí es considerada una fotografía artística aquella que pasa por un proceso posproductivo o no. A nuestro parecer, el arte camina al ritmo de la historia y de los avances, por lo que algo que no cualquier persona podría hacer y que además es un excelente trabajo de alta estética, podría entrar en el espectro del arte. De todos modos, solo se necesita que muchas personas lo consideren arte para que de ese modo se convierta en ello.

Este no es el único trabajo que ha realizado la fotógrafo Alexia Sinclair. En su web oficial podemos encontrar un sinfín de fotografías de diferente índole y hasta sin edición alguna.

Otro buen ejemplo es su colección “El arte de salvar una vida”, un impactante recorrido por la historia de la viruela y sus consecuencias tanto en la naturaleza como con el hombre. El trabajo de posproducción es fantástico. Cuesta creer incluso que provengan de algunos disparos de fotografía.

Como si se tratara de una exposición de arte, guardemos silencio y contemplemos estas maravillosas fotografías. A nosotros nos transportó a un cuento de hadas de infancia, veamos que sucede con ustedes.

Aquí te dejamos también el sitio web de la fotógrafo: https://alexiasinclair.com/