Noel Clarasó dijo una vez: “cuando se habla de estar enamorado como un loco se exagera; en general, se está enamorado como un tonto”, y esta frase podría representar la razón por la que hacemos cosas estúpidas cuando estamos enamorados: porque el amor nos atonta.

Quién no ha escuchado alguna vez “por ti cruzaría los océanos”, o “mataría si es necesario para estar contigo”. Frases típicas que demuestran cuán locos nos podemos poner cuando el amor es la razón para existir. Y es hasta bonito, escuchar eso de tu pareja, porque demuestra que está loca por ti, y que eres indispensable en su vida. Pero, cuando los eventos cruzan la linea de lo razonable con frases como “si no vuelves conmigo, me suicido”, es momento de pensar qué carajos le pasa a nuestro cerebro.

El amor puede hacer que las personas hagan cosas estúpidas, cosas que nunca considerarían hacer, ni en un millón de años. Y no puede preguntarse si realmente es la magia hipnotizadora del amor o más bien algo que nos sucede en nuestro cuerpo y es comprobable. En efecto, algunos científicos, empleando cierta tecnología, han descubierto qué sucede con nuestro cerebro cuando experimentamos el amor.

Finalmente, existe una prueba científica que demuestra porque el amor nos hace hacer cosas estúpidas. Sigue leyendo para conocer los detalles:

El lóbulo frontal de tu cerebro

el amor

De acuerdo con Medical Daily, el lóbulo frontal de tu cerebro se apaga cuando te enamoras. ¿Pero, que es eso del lóbulo frontal?

Decisiones. Tu lóbulo frontal solo está a cargo de algo pequeño e insignificante: ¡la habilidad de tu cerebro para emitir juicios! Es como si anduvieras en piloto automático de decisiones cuando estás enamorado.

El amor te desarma, literalmente

el amor

Los investigadores, usando el escáner de resonancia magnética, han encontrado que la corteza frontal se desactiva cuando se le muestra a un persona la foto de quien ama. Al desconectarse de la corteza frontal, se suspenden todas las críticas y dudas que puedas tener.

“Cuando ves a alguien por quien te sientes apasionado”, dice el profesor Semir Zeki, “algunas partes de tu cerebro se activan, pero la mayoría se desactivan. Es por eso que incluso la pareja más improbable termina juntándose y hasta reproduciéndose”.

Eso no significa que estés sin poder completamente. Los investigadores han encontrado que “alguien que esté enamorado es capaz de tomar otras decisiones, como solicitar un crédito, o incluso cerrar un trato”.

Tal vez te interese: Tener sexo o hacer el amor: ¿Hay alguna diferencia?

¿Y dónde queda la locura?

el amor

Tampoco es que todo lo que estés pensando sea 100% racional. De hecho, los investigadores afirman que “las personas que se encuentran bajo los efectos del amor tienden a considerar sus decisiones como correctas y sanas, de modo que para los amigos que los rodean se les hace muy difícil convencerlos de qué están perdiendo la cabeza”. Es decir, mientras estemos enamorados, nada es malo, todo es bueno, y nadie te puede sacar eso de la cabeza.

Entonces, ¿hasta que punto puedes considerar algo “sano”?

Según los resultados, el miedo y las emociones negativas se desvanecen, haciéndote un ser invencible (en tu cabeza), y ese puede ser el principal componente para llevarnos a cometer algunas locuras por “amor”.

Cóctel de hormonas

el amor

Algunos otros estudios han revelado que los niveles de dopamina, un químico que juega un papel importante en el cerebro para el placer y el dolor, están vinculados al deseo, la adicción y la euforia en personas que se encuentran enamoradas.

¿Qué sucede cuando los niveles de dopamina se elevan? Los niveles de serotonina también. La serotonina es una importante hormona que gobierna los estados de ánimos, el apetito, y la ansiedad y nervios que provoca el estado de enamoramiento.

Otro de los químicos que el cuerpo segrega una vez el amor entra en su organismo es la adrenalina. Esta hormona es la productora de respuestas físicas tales como, latidos del corazón apresurados, manos sudadas y boca seca.

Los investigadores creen que los picos de adrenalina “pueden explicar el amor prohibido o explicar por qué dos personas que están sólo vagamente atraídas el uno al otro se enamoran locamente”.

Otro estudio también reveló que el amor hace que a las personas se les dificulte concentrarse en tareas que requieran atención.

Y aquí viene la locura

Puedes imaginarte a tu cuerpo segregando grandes cantidades de todas esas hormonas y químicos en tu cuerpo cuando te sientes enamorado. Ahora imagina todo eso junto, más desconcentración, invencibilidad, valentía, falta de objetividad en la toma de decisiones, y tienes a un tonto rallando en loco.

Sea cual sea la razón de sentirnos así de estúpidos y locos, es importante al menos saber que todo esto sucede más en nuestro cerebro que en nuestro corazón, y por ende, merece ser pensando si acaso unas dos veces.

Tal vez te interese también: 9 razones por las que es tan difícil enamorarse en esta época