Bam Margera es como reproducirse, como el buen sexo, salvaje, polémico. El Bam que conocimos en los videos de Camp kill Yourself, esos que lo catapultarían a la fama creando ese mito llamado Jackass, ese que con su patineta y moretones revolucionó la forma en que consumíamos entretenimiento.

Nacer, crecer, Bam Margera y morir.  Así se define la vida de cualquier persona que viva al límite, así es o fue, la vida a lo Bam Margera.

Todos envidiamos a Bam, aunque muchas veces no quisimos estar en sus zapatos, fue para la generación del 2000 en la televisión lo que Kurt Cobain hizo sentir a la de los 90 con la música, una revolución total, la diferencia es que Kurt pudo morir dignificando su leyenda y Bam, se ha convertido en un estúpido mito. Es como el buen sexo con una persona pero que con el tiempo se convierte en algo aburrido.

1 hour till #familytherapy on @vh1 Things are about to get more personal than you’ve ever seen before.

Un vídeo publicado por Bam Margera (@bam__margera) el

Hace una semana Margera apareció en un video de un programa de televisión titulado Family Therapy with Dr Jeann con su madre, April. Es difícil de imaginar que el skater que adoramos desafiando la muerte en sus programas, el Bam que pertenece al selecto grupo de 15 personas en el mundo en poder lograr un The Loop, sea el mismo gordo fofo llorón y desgraciado que se deprime junto a su madre en una especie de reality show.

No es de esperarse, nuestro Bam no fue el mismo desde que su copiloto de aventuras y desastres Ryan Dann perdiera la vida en Junio de 2011. Ojalá hubiera sido Bam el que piloteara el Porsche 911 GT3 que Ryan chocó con un árbol a más de 200km/h. Probablemente Bam hubiera esquivado la muerte dejando sólo huesos rotos y moretones que curarían con carcajadas.

In this file photo, mourners visit the site on Route 322 in West Gosdhen where Ryan Dunn and Zach Hartwell were killed in a high-speed crash one year ago today. (File Photo by Tom Kelly IV)
In this file photo, mourners visit the site on Route 322 in West Gosdhen where Ryan Dunn and Zach Hartwell were killed in a high-speed crash one year ago today.
(File Photo by Tom Kelly IV)

Desde entonces Margera no fue el mismo, el imperio que logró se vino abajo, el alcohol y las drogas lo hundieron, lo engordaron, se volvió viejo, hoy despierta lástima, decepciona los buenos recuerdos que nos diera Viva La Bam.

Tatuaje de Ryan Dunn en el hombre de Bam.
Tatuaje de Ryan Dunn en el hombre de Bam.

Aunque conociendo Bam, un hombre que ha logrado todo gracias a la televisión, puede que el muy hijo de April esté vendiendo su alma al cielo a cambio de redención y un poco más de dinero. Dudo que el infierno le acepte un crédito más viendo en lo que se ha convertido, el diablo debe estar igual de decepcionado que todos aquellos que amamos Jackass.

Para el gordo Bam de hoy, el ciclo de la vida se volvió terrenal, nació, creció, se está prostituyendo y luego le vendrá la muerte.