Hace poco más de un mes del mundo entero supo que Bob Dylan había ganado el Premio Nobel de Literaturay si la noticia era demasiado sorprendente de por sí, después de eso el mítico cantante no ha hecho sino tenernos un vaivén absoluto sobre si recibiría el premio o no.

Al principio, Dylan duró casi una semana y media en pronunciarse al respecto del galardón otorgado por la Academia Sueca de la Lengua y el Comité Nobel; después dijo que “claro, por supuesto, ahí estaré”; y ahora, a menos de un mes de la ceremonia, ha dicho que no podrá estar en la ceremonia del Nobel “pues otros compromisos lo retienen”. Peor que una quinceañera.

Bob Dylan, Nobel de Literatura 2016

No obstante, los suecos siguen diciendo que Dylan está ‘honrado’ con su premio, y que lamenta no haber podido estar en la reunión, según habría comunicado el propio cantante en una carta enviada personalmente.

“Los laureados decidan no venir es inusual, seguro, pero no excepcional. En el pasado reciente, varios galardonados, por varias razones, no pudieron venir a Estocolmo para recibir el premio, entre ellos Doris Lessing, Harold Pinter y Elfriede Jelinek. El premio todavía les pertenece, al igual que pertenece a Bob Dylan“, dijo la Academia Sueca en un comunicado al respecto.

Como sea, el cantante aún tiene 6 meses después del nombramiento para recibir el dinero y la medalla de su galardón. Veremos si sus compromisos se lo permiten, incluso si no llega a la ceremonia. De cualquier forma, seguimos siendo partidarios de que el premio es más que merecido, y esta canción es una prueba de ello: