Nunca dudes de la fuerza que tienen las mujeres

Desde que éramos niños, la cultura popular retrógrada nos ha enseñado que los varones solo estaban aptos para ejecutar actividades deportivas de alto esfuerzo físico, y que las hembras no tenían esas posibilidades debido a su delicadeza

 

Con el pasar del tiempo, la balanza ha dicho lo contrario y en la actualidad podemos observar mujeres que se dedican a disciplinas como la lucha libre y el boxeo.

Y esto no es cuestión del género, sino de la crianza.

Cuando tus padres te dan la libertad de escoger lo que quieres hacer con tu vida, la motivación incrementa al máximo y llegas a niveles que nunca pensaste lograr.

El vivo ejemplo del poder femenino lo vi en redes sociales hace un par de días.

Una cuenta anglo compartió un vídeo en donde se aprecia a par de infantes (niño y niña, hermanitos, supongo) intentando emular un round de boxeo.

Solo bastó que la bella niña atizara dos golpes para poner en aprietos a su pequeño contrincante, y por más puñetazos que éste intentara propinar, no podía acertar.

Tras dicha demostración refinada de pugilismo, hemos aprendido que hoy en día las damas también saben repartir madrazos.