Si en algo es maestro Justin Bieber es en arruinarnos los sueños a muchos: con su sola presencia cansona, el chico más pop de Canadá ya nos ha dañado en el pasado los desfiles de lencería de Victoria’s Secret, nuestras fantasías con Selena Gómez, las canciones de The Beatles y ahora: al FC Barcelona.

Messi llorando

Como sabrán, Justin es alta costilla del jugador del Barça, Neymar Junior, así que en su paso por España en una serie de conciertos, aprovechó para pasar a verlo en el entrenamiento del equipo, donde de paso se fotografió jugando con los demás ídolos:

La verdad es que no se trata de ninguna novedad: ya en el pasado Bieber ha estado presente en los entrenamientos del equipo y se ha declarado su seguidor, pero es divertido reírse un poco cada vez que se acerca por ahí. Solo esperamos que por esto no haya una baja asistencia mañana, cuando el Barcelona juegue contra el Celtic buscando su pase a octavos.