¿La nueva implementación de bolsa de comida es la nueva humillación para el país petrolero de Venezuela? La capacidad de aguante se ha mermado  en los últimos días, pues llenar la nevera y conseguir alimentos es un gran sacrificio físico y moral para la población. Quienes ahora deben enfrentarse al nuevo modus operandi implantado por el Gobierno al mejor estilo de tarjeta de racionamiento cubana, con la creación de  los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), quienes tienen la tarea de distribuir los productos de la canasta alimentaria del país. Además deciden si usted puede comprar o no alimentos.

Los (Clap), es el nuevo mecanismo de distribución de alimentos y productos que está implementando el Gobierno Nacional para que los venezolanos sean cada día más dependientes del Estado mediante una bolsa que contiene los productos de primera necesidad, y deben ser rendidos por 21 días.

¿Quiénes constituyen los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP)?

Esta organización integrada por los Consejos Comunales que encargada  junto al Ministerio de Alimentación, de la distribución casa por casa de los productos regulados de primera necesidad en las comunidades.

No obstante, aún persiste el panorama escalofriante, desolador, y lleno de promesas incumplidas que quedan solo en el tintero del Gobierno a través de las cadenas de radio y televisión.  Pues persisten  las molestias, zozobras, peleas, gigantescas filas de personas que se aglomeran desde la madrugada a las puertas de los supermercados, bajo el inclemente sol.

El gran acompañante cual pueblo del lejano oeste es el temor y el miedo  de asaltados con navajas mientras hacen las colas, se forme una pelea por los que quieren meterse en las filas; los intentos de saqueos en los comercios y los camiones que transportan comida y medicina.

Foto Twitter.
Foto Twitter.

 

¿La escalofriante solución qué han visto los venezolanos?

Como si fuera poco, algunos se han visto en la tenebrosa y humillante necesidad  de llegar a comer animales domésticos y que nunca existieron en la dieta del venezolano como son los  perros y los  gatos, palomas. Además de llegar a llenar  las neveras para poder alimentarse durante el desayuno, almuerzo o la cena con mango o el mamón

Aquellos días donde el acostumbrado desayuno criollo de arepas, con aguacate, mantequilla queso, caraotas, y carne mechada han quedado en el olvido de las mesas  a la hora de comer. Mientras que los más pobres “protegidos por la revolución socialista” buscan cada día más alimentos en los basureros.

Otras de las alternativas,  es adquirir los alimentos y productos que llegan a costar hasta más de cinco de valor real por medio de los llamados bachaqueros, quienes en las afueras de los establecimientos ofrecen su mercancía frente a la mirada de las autoridades sin que en algunas ocasiones estas tomen control del caso.

A esto se le suma la cantidad de denuncias que se han implementado como son: después de hacer la cola escuchar la palabra ¡Ya no hay!, la venta de algunos productos sin el permiso sanitario y con múltiples denuncias. Ejemplo de ellas es el café que está siendo vendido con tierra, la leche infantil rendida con cal, entre otros ocasionado la muerte de bebes y enfermedades del estómago de los niños y adultos.

¿Ineficiencia, mentiras y sin resultados óptimos?

Foto Diario Panorama
Foto Diario Panorama

Ante el grave desabastecimiento que se vive en Venezuela, en el Gobierno de Nicolás Maduro se han ingeniado varias técnicas para combatir la llamada “guerra económica” para mermar los embates de esta situación, ninguna con resultados óptimos.

Compra semanal por el terminal de cédula.

Las capta huellas, las personas comprarían una vez a la semana y la máquina rastrea la compra impidiéndole comprar en otro establecimiento el producto. Es decir si compró una Harina Pan y se le rompe no podrá adquirirla nuevamente.

En cuanto a los pañales y fórmulas lácteas de los bebés sólo son vendidas si el padre o la madre presentan la partida de nacimiento o la ecografía.

Debido a los constantes disturbios, saqueos e intento de saqueos Maduro creó la implementación de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), poniendo nuevamente en jaque a los venezolanos quienes se han visto más afectados para llenar su nevera-

¿Quiénes constituyen los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP)?

Esta organización integrada por los Consejos Comunales que encargada  junto al Ministerio de Alimentación, de la distribución casa por casa de los productos regulados de primera necesidad en las comunidades.

Según el decreto de Estado de Excepción publicado en la Gaceta Oficial 6227, los CLAP son los responsables de: “la garantía, incluso mediante la intervención de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y los órganos de seguridad ciudadana […] de la correcta distribución y comercialización de alimentos y productos de primera necesidad”.

¿Quiénes autorizan el ingreso de alimentos al hogar?

Los Clap son quienes autorizaran y distribuirán el alimento en su zona.

¿Cómo obtendrán la información los Clap de los habitantes de la zona?

Los Consejos Comunales están realizando un censo casa por casa preguntando ¿cuántas personas viven en su vivienda? Y dependiendo del número de habitantes distribuyen la bolsa de comida.

¿Los productos regulados no serán vendidos en los supermercados?

Productos regulados solo serán vendidos en los CLAP y no en automercados privados.

¿Una bolsa de comida? ¿Qué contiene?

Los Clap están distribuyendo una bolsa que contiene productos de Empresas Polar y uno que otro producto de la red pública de abastecimiento, Mercal.

Las cuales  vienen armadas de acuerdo a número de personas que conformen el núcleo familiar. Sin embargo algunas contienen: 2 harinas de maíz, 2 arroz, dos pastas, una leche, una mantequilla y en algunos casos, una bolsa de jabón, avena, chicha y caraotas. Los precios varían. Van desde Bs. 600 hasta los Bs. 2.000, según la cantidad de productos.

Protestas ¿No llegan los productos a todas las viviendas?

Protestas en Cumana Foto Twitter.Andrews Abreu.
Protestas en Cumana Foto Twitter.Andrews Abreu.

Los productos llegan incompletos a las manos del ciudadano y depende del integrante del Partido Socialista Unido de Venezuela, (Psuv) si usted puede o no comprar alimento.

El Gobierno tomó la decisión de hacer un despliegue cívico-militar para controlar el envío y distribución de los productos regulados y se le notificada a algunas cadenas de supermercados que dejarían de vender alimentos de primera necesidad que se venden a precios controlados.

El pasado 2 de junio las personas que estaban haciendo las intensas filas para adquirir sus productos no pudieron lograr su cometido ya que fueron los Clap quienes desviaron los camiones con la comida e impidieron que los habitantes que pudieran comprar dentro del local, generando desconecto y grandes disturbios en el Centro de Caracas.

Los disturbios se hicieron sentir en las cercanías del Palacio de Miraflores bajo la consigna “Queremos comida. Nos están matando de hambre”.

Sin embargo, esta no ha sido la única protesta pues en Cumana los disturbios y saqueos dejaron un saldo de 3 muertos. El Gobierno de la entidad Luis Acuña responsabilizó a la oposición por lo ocurrido.

Venezuela tiene una inflación que los expertos estiman podría rondar este año el 720%, al tiempo que enfrenta una escasez histórica de la mayoría de los artículos básicos que están golpeando el estómago de más de la mitad de la población.

Lee también

Venezuela en estado de excepción y emergencia económica