Constituyentistas.


Tenemos mucho de qué preocuparnos. Y ustedes dirán: ¿más? Y sí, más.

A menos que vivan en Narnia o en una piedra debajo del mar, tienen que saber que la Constituyente se acerca peligrosamente, como un caballo furioso y desbocado.

Y hacemos énfasis en esa palabrita: peligrosamente; porque la verdad es que no hay absolutamente nada bueno que destacar de los candidatos al constituyente.

Y para reforzar nuestras posturas, hemos investigado sobre los constituyentistas. Fue como hurgar dentro de un hueco y saber que en el fondo se agita  en espiral un gran agujero negro.

Parte de las personas que se esconden detrás del agujero negro han matado, otras son burda de jalabolas con el régimen.

Y al finalizar, detrás de todos, se sitúa el hijo del dictador.

1.

Antonio León alias la Máscara

Antonio León “la Máscara” es uel candidato 63 por el sector Comunas: uno de los elementos que componen las bases territoriales.

El tipo resume perfectamente lo que ha sido el chavismo durante 18 años. Arribista, ridículo y profundamente ignorante.

Como pudieron ver, el tipo está que brinca en una pata de felicidad. Bailando, se acerca a la pantalla con su boca desmuleteada y gomina chimba; el tipo cree que se la está comiendo.

La Máscara comienza su discurso: “Hola soy Antonio León, y blablabla, el amiguito de todos y blablabla”, -continúa “Recuerda, tu quieres destruir, no quieres destruir”.

Vamos a refrescarle la memoria al “amiguito de todos”: el chavismo, durante 18 años ha estrangulado la producción en el país. Desde que tomaron el poder no han hecho sino expropiar y dejar pudrir la empresas. Y esa medida cruel y arbitraria contra los ciudadanos ha sido una de las razones para que el bachaqueo exista.

Incluso, Antonio León, al representar la constituyente y estar en las filas del chavismo, nos hace caer en cuenta que el chavismo también es una máscara.

2.

Valentín Santana

La cosa se pone un tanto oscura.

El siguiente constituyente es el líder de los frente colectivos armado en La Piedrita. Según la investigación de Caraota Digital, Santana cuenta con tres órdenes de capturas, dos de ellas por delitos de homicidio.

Y qué será del pueblo venezolano si el líder de los colectivos armados gana en la Constituyente?

A lo largo de la escalada de las protestas en Venezuela, ustedes han visto, en las redes sociales, como ese enjambre de abejas asesinas llegan en moto a partir vidrios y forzar cerraduras para secuestrar y torturar manifestantes.

La impunidad opera de forma legal en el país, aunque aún no está oficializada… así que saquen sus propias conclusiones.

3.

Óscar Schemel

Óscar Schemel es dueño de la encuestadora Hinterlaces. La firma que, cuando se hacían elecciones en el país, sondeaba la popularidad de los candidatos al poder.

Y parece que tiene el mismo síndrome de José Vicente Rangel: un político que ha comido en ambos lados. Mientras estuvieron los socialdemócratas y ahora con el chavismo.

4 y 5.

Mario Silva y Adán Chávez

Esa es la propuesta de Mario Silva para la Constituyente.

Y no es paja, no hubo una cámara escondida que lo grabase como en “Loco Video Loco” o en un sketch de “Radio Rochela“, porque, recuerden, ellos se encargaron de expropiar RCTV.

Mientras que el ministro de Cultura, Adán Chávez, quien también se postuló a la Asamblea Nacional Constituyente el 1 de junio, comenta que hará todo lo posible para mantener el legado de Chávez.

Oigan bien: “Todo lo posible”.

¿Apelará al mismo discurso que Maduro: Lo que no logramos con votos, lo lograremos con las armas?

No sería nada extraño. Acuérdense, al haber sido hermano del ser que incubó el odio y la polarización en Venezuela, tienen los mismos genes.

5.

Nicolás Ernesto Maduro

A ciencia cierta, pudiese ser el más inofensivo de todos, pero no hay que olvidar que es el hijo del dictador.

Se mueve como él. Se peina como él.

Y es tan bobo como él: en 2015, ajeno a su entorno, en medio de una fiesta lanzó un fajo de dólares al aire y comenzó a reírse de forma atronadora; sin saber que lo estaban grabando.

Y como dice la canción de La Vida Boheme, Milagro del sur: “Y hay más”.

Hay más: cuervos, asesinos, mafiosos, trogloditas. Y supuestamente, esa es la masa ideológica que va a acomodar la Constitución y asegurar el desarollo de la nación.

La vaina que viene es peor que un cuento de terror.