¿Cuál es la actividad planteada para el 16Jul?

Este 3 de julio, en un acto encabezado por dirigentes de la Mesa de la Unidad Democrática e integrantes de la sociedad civil, la fracción opositora presentó ante el país un documento que se titula bajo el nombre: “Acuerdo de unidad nacional”.

La misiva tenía por objetivo solicitar a la Asamblea Nacional la aprobación de una consulta que tendrá lugar el próximo domingo 16 de Julio. Hay que aclarar que aunque varios portales informativos han catalogado la actividad de la MUD como un plebiscito, en realidad corresponde a una consulta popular.

¿Por qué?

La principal diferencia entre el plebiscito y la consulta popular radica en un punto: las consecuencias legales.

Plebiscito: Del latín plebi (plebeyos) y scito (tener en cuenta): tener en cuenta al pueblo. El plebiscito es en esencia una manifestación de la sociedad civil, que facultada por la ley, sirve para transformar o legitimar una acción política.

Sin embargo, de acuerdo al politólogo Luis Salamanca, “el plebiscito no se encuentra como una opción dentro de nuestra Constitución”.

Consulta popular: En cambio, de acuerdo al artículo 71 de la Constitución, el poder legislativo tiene el derecho a convocar la consulta popular, pero difícilmente será validada por el Consejo Nacional Electoral (CNE), que suele coincidir con el Ejecutivo.

¿Cuales son las tres preguntas que plantea la consulta popular?

  1. ¿Rechaza y desconoce la realización de una constituyente propuesta por Nicolás Maduro sin la aprobación previa del pueblo de Venezuela?

2. ¿Demanda a la Fuerza Armada Nacional y a todo funcionario público obedecer y defender la Constitución del año 1999 y respaldar las decisiones de la Asamblea Nacional?

3. ¿Aprueba que se proceda a la renovación de los Poderes Públicos de acuerdo a lo establecido en la Constitución y a la realización de elecciones libres y transparentes, así como la conformación de un gobierno de unión nacional para restituir el orden constitucional?

¿Cómo es el proceso de la consulta popular?

La actividad, en concreto, se llama El Pueblo Decide.

Carlos Ocariz, alcalde del municipio Sucre, comenta que cualquier persona que ingrese a la página de la Unidad y pinche sobre el mapa de Venezuela puede localizar los “puntos soberanos” donde se van a instaurar los centros de votación.

En ese sentido, Juan Andrés Mejía -vocero de la MUD- explicó que la actividad se hará en más de 1900 centros soberanos que incluyen “plazas públicas, en los alrededores de las iglesias, polideportivos y en cada uno de los centros que la comunidad ha puesto a disposición del proceso”.

Respecto a la gente en el exterior, el vocero informa que alrededor del mundo habrá 104 lugares.

Además, Mejía explicó cómo, en teoría, será el proceso logístico de la consulta popular:

  • El proceso de votación comenzará a las 7:00 am y culminará a las 4:00 pm o hasta que haya personas esperando en turno para entrar a los centros de votación.
  • Se instalarán entre 12 y 15 mesas por centros de votación para constituir 14.800 mesas.
  • Se contabilizarán como nulas las papeletas con secciones en blanco o con más de dos casillas marcadas en una misma pregunta

Hablan las dos caras de la moneda

Sin embargo, dentro del proceso logístico de la consulta popular, existen diferencias.

Carlos Ocariz informa que las tres preguntas que constituyen la consulta popular no serán modificadas. “Estas interrogantes se refieren al rechazo y desconocimiento de la constituyente propuesta por el presidente Nicolás Maduro, la demanda a la FANB y a funcionarios sobre la obediencia a la Constitución y a las decisiones de la AN, la renovación de poderes públicos, la realización de elecciones libres y la integración de un gobierno de unidad para la restitución del orden constitucional y no vamos a reformularlas”.

Aunque para Nicmer Evans, politólogo y chavista crítico, la formulación de las preguntas de la consulta popular deberían ser simplificadas. “Al responder afirmativa o negativamente a la primera pregunta (¿rechaza y desconoce la realización de una constituyente propuesta por Nicolás Maduro sin la aprobación previa del pueblo venezolano?), automáticamente se da la misma respuesta a las dos siguientes (…). En mi opinión, deberían reducir el número de items para simplificar la actividad”.

¿Qué viene después de la consulta popular?

Amparado en el artículo 350 de la Constitución de la República, el 1er vicepresidente de la Asamblea Nacional, Freddy Guevara, comenta en el Twitter que se acerca la llamada “hora cero”.

Cumpliéndose 100 días de protestas en el país, Guevara menciona que la agenda insurreccional se mantendrá. ” Nos les podemos dejar sólo a los jóvenes esta lucha, el país tiene que estar dispuesto a luchar hasta arrodillar al gobierno castrocomunista”.

De hecho, el dirigente político mostró en su cuenta de Twitter, la ruta de navegación que emprenderá la MUD luego de la consulta popular.

La postura de Guevara es reforzada por María Corina Machado, quien explica que la oposición no va a negociar con el gobierno y va a mantenerse apoyando la resistencia. “Nos mantendremos en las calles. Nada ni nadie nos va a detener en el inicio de la transición hacia la democracia. El detonante de la derrota de la dictadura será la consulta nacional”.