Nos lanzamos a fondo con estas personas llamadas en algunos lados terroristas y en otros héroes. Mira más acá

Desde hace mucho tiempo, los hackers han demostrado sus capacidades de alterar el orden cibernético atacando páginas de grandes compañías, correos de militares y hasta algunos han modificado satélites de la NASA. Pero últimamente se han vuelto más populares los que tienen un sentido más “reaccionario” ante las problemáticas mundiales.

Un poco de historia: Anonymous for dummies

Los chicos de Anonymous existen desde 2003 como usuarios de la página 4chan, que se basa en montar imágenes y explotar chalequeos de manera anónima. Ellos salieron a la luz pública el año 2008 en lo que se llamó Project Chanology, una serie de bromas, protestas virtuales y hackeos hacia la Iglesia de Cienciología.

Sus ataques suelen realizarse contra lo que crean incorrecto, tampoco es que hay un manual, pero básicamente están en contra de toda forma de opresión y cosas que son muy moralmente muy fuertes. Sus blancos principales han sido iglesias, páginas de pedofilia, compañías digitales y bancarias, empresas de videojuegos, disqueras, cinematográficas y páginas del gobierno.

Las acciones de Anonymous son identificadas como un movimiento “sin líder” como tal, sino como un grupo de personas que van por un fin común utilizando sus capacidades individuales.

En casos particulares como la rebelión de Megaupload y SOPA los diferentes grupos de Anonymous alrededor del mundo lograron coordinar un ataque sin precedentes, llegando hasta los servicios de inteligencia de Estados Unidos  y otros países más. Haciendo público mediante Pastebin los materiales que consiguen

Anonymous pertenece a un grupo de personas llamadas Hacktivistas. Que hacen la lucha detrás de un monitor mientras otros (o ellos mismos) hacen la lucha en la calle.

Los hacktivistas opinan que que el uso de la tecnología puede tener los mismos resultados que las protestas, activismo y desobediencia civil. Y en un mundo 2.0, esta premisa es completamente válida.

Aunque muchas veces estas acciones de cibervandalismo se han vuelto una joda contra una compañía como el hackeo a Burger King, y hay otros casos de seguridad mundial bien temible como el Octubre Rojo, otras compañías han agarrado el tema como joda y se lanzan burradas para llamar la atención.

¿Cómo atacan los hacktivistas?

Como el universo 2.0 es literalmente ilimitado, ellos tienen varias formas de atacar las páginas, equipos y servidores de sus enemigos.

Desfiguraciones de webs: cambia el contenido de la página atacada. Todo lo que veían antes es ahora de otra forma.

Redirecciones: la página a la que vas a entrar no abre y terminas yendo a otra.

Denegación de servicio: la página no funciona.

Robo de información: el nombre lo dice todo.

Parodias de otras páginas: una famosa página cristiana puede verse como una satanista y broma

Desarrollo de software: es el más utilizado útimamente, se crean páginas temporales con herramientas para que los amateurs y el ciudadano común pelee mientras “los adultos” se encargan de otras cosas.

¿Cuántos tipos de hackers hay?

Aunque toda técnica de hackeo está vista al ojo común como vandalismo hay diferentes tipos de hackers pero los pondremos en dos platos “los hackers buenos” y “los hackers malos”.

Hackers buenos/Sombrero blanco: Ellos se encargan de estudiar y poner al pelo los sistemas de seguridad, comunicación e información de una determinada empresa. En cristiano serían como los conserjes/guachimanes de la empresa.

Los Hackers malos/Crackers/Sombrero negro: son los que muestran sus habilidades atacando páginas, colapsando servidores, infectando con virus varias redes, en fin, demostrando que son unos duros hackeando mostrando el caos que crean en lugares muy seguros.

Un ejemplo del trabajo de los crackers sería el de Gary McKinnon que logro hackear el sistema del Pentágono en Estados Unidos y la NASA.

Kevin Poulsen es el primer hacker estadounidense al que se le acusó de espionaje por obtener información de las fuerza aérea nacional estadounidense.

Adrian Lamo es uno de los más buena gente de los hackers famosos. Atacó las páginas de Microsoft, Google, Yahoo y otras pero lo hacía con fines recreativos: después de atacarlos, les daba las soluciones sin cobrar. Lamo fue famoso porque está vinculado al caso Wikileaks, donde atraparon al soldado Bradley Manning por filtrar la información a esa página.

Albert Gonzalez: en 2009 se hizo famoso porque logró robar 170 millones de dólares utilizando aproximadamente 36 millones de números de tarjetas de crédito. Lo más loco del asunto es que Gonzalez trabajaba como informante para el servicio secreto estadounidense echándole el gramazo a otros ladrones que hacían lo mismo que él. Con 20 años de cárcel, es el hacker que ha recibido el castigo más fuerte de la ley en Estados Unidos.

¿Y en Venezuela qué?

Venezuela ha estado medio oculta en el hacktivismo pero porque sus ataques han sido más por los lados de apoyo a la cultura y chalequeo que por demostraciones reaccionarias ante la política o economía del país.

Aproximadamente en 2011 se hizo público el grupo izquierdista N33. Los ataques de este colectivo se basaban en amenazar, amedrentar, hackear y secuestrar cuentas de correos a la oposición venezolanos. Entre sus víctimas han estado Berenice Gómez (La Bicha), el escritor Leonardo Padrón, la periodista Ibeyise Pacheco y muchos otros.

Varias páginas afirman que estos hackers son aplaudidos por personajes de los medios que apoyan al chavismo y son protegidos por los organismos de inteligencia del estado venezolano como la Armada, el DGIM y el SEBIN. También vinculan a personas de este grupo con casos de delitos informáticos, estafas y más.

La oposición también tiene Hacktivistas

Hace mucho tiempo se realizó el primer “gran ataque” contra de las corridas de toros en la Feria Del Sol, con ataques sencillos tipo DDos y desfiguraciones de web lograban colapsar las páginas de gobernaciones o blogs, blancos fáciles si vemos lo lejos que pueden llegar.

Luego vinieron los blancos políticos, con la desaparición temporal del (ex)Presidente Hugo Chávez mientras estaba hospitalizado en Cuba, los hackers aprovecharon para ir “tocando y probando” varios medios, redes sociales y páginas como ataques singulares hasta que, unidos a hackers en otros países, se organizaron para atacar todos los blancos posibles.

El ataque que podríamos decir que llamó la atención del gobierno fue el que pasó el mismo día de las elecciones presidenciales 2013. Cuando hackearon por primera vez la cuenta de Twitter de Nicolás Maduro y el gobierno decidió tumbar el servicio de internet y luego restaurarlo. Una idea que un día cualquier hubiese sido “entendible” pero un día de elecciones, encendió los rumores y fue más leña para la polémica.

Luego vinieron los ataques hacia varias páginas de entes del gobierno, gobernaciones, alcaldías y organizaciones que hacen activismo político, como la gente de Trinchera Creativa.

Y así han seguido, cantantes, políticos, Nicolás Maduro de nuevo, han sido víctimas de estas personas que demuestran su inconformidad hacia el gobierno por el mundo digital. La mayoría de estas víctimas son atacadas por el colectivo Venezuelan Hackers, apoyados por Anonymous Venezuela.

¿Quiénes son Venezuelan Hackers?

En la página Entorno Inteligente conseguimos un artículo que habla sobre un ataque que le hicieron a Cantv y narran un poco sobre el origen de este grupo de hackers (cita textual):

Se definen como “un par de nerds en sus casas sin vida social jodiendo al gobierno”. Y “No somos terroristas, somos activistas”. En el caso de cantv.net señalan que “la idea era infectar sus siete servidores completos, incluyendo los dos del webmail”. “En realidad, no costó nada… Tardamos 4 horas en hackear la web. El de Conviasa costó un poquitín más, 3 ó 4 días“, cuentan.

Entre sus víctimas de ataques están: Cantv, Conviasa, luego en la gobernación de Carabobo, el Instituto de Deportes del estado Bolívar, la gobernación de Monagas, Tribuna Popular (diario del PCV), Instituto Universitario de Tecnología Militar, el concejo municipal de Maturín, aeropuerto de Porlamar, y otros.

Intentamos contactarlos via Twitter pero no logramos obtener respuesta de ellos. A veces crear entrevistas te lleva a calles ciegas.

La imagen de Lisa Simpson y el discurso de Charles Chaplin

La imagen de Lisa Simpson es sacada del capitulo 13 de la temporada 9 llamado La Secta Simpson.

En ese capítulo una nueva religión llega a Springfield y el único ser todopoderoso, creador y dueño de la verdad es un estafador llamado “El Líder”.

El discurso de la primera película hablada de Charlie Chaplin llamada El Gran Dictador (The Great Dictator) es utilizada en varios hackeos políticos por personas ligadas a Anonymous. Según los rumores del mundo del cine, tardó un mes aproximadamente escribiendo y reescribiendo para que ninguna palabra sobrara ni fuera tomada fuera de contexto, y la verdad, nos da en la tecla porque todo lo que dice es verdad.

Dicen que “todo el discurso era el verdadero Chaplin hablándole al mundo. No un personaje de ficción. Es un discurso que puede ser aplicado hoy y probablemente tenga el mismo significado en 200 años”

¿Esta ciber-protesta/vandalismo/terrorismo como se le quiera llamar terminará pronto?

En Planetaurbe apoyamos las acciones de protesta pacíficas que se hagan notar. Nos inclinamos más a la idea de que el ciberactivismo es una mejor herramienta que el hacktivismo. Creemos en la libertad de expresar lo que nos gusta o lo que no siempre respetando la idea de la persona que piensa diferente.

El ciberactivismo no sólo debemos verla como una herramienta utilizada sólo en el descontento político, también puede ser hacer publicidad y/o propaganga de conciencia sobre el maltrato animal, el abuso a la mujer, apoyar la diversidad sexual o la cultural de todas las regiones de nuestro país.

Lamentablemente Venezuela no está en su mejor momento y la triste respuesta a la pregunta es no. Mientras siga el descontento general y personas que tengan las herramientas de llegar más lejos que el ciudadano común la guerra digital continuará y no sabremos cuál será el límite.

El gobierno se jacta de tener servicios de inteligencia y hackers a su lado. Aunque afirman haber atrapado a hackers que estuvieron en este proceso de ataques hacia el gobierno. Pero sus historias son como la inoculación del cáncer de Hugo Chávez ”tenemos las pruebas”, pero no echan el cuento completo…