Cuatro peores películas de Netflix.


Todos sabemos de la gran influencia que tiene Netflix en la vida 2.0 de la humanidad: más de uno ha utilizado la famosa frase Netflix and Chill para coronar un culito, u observar en un día la temporada completa de una serie brutal: Daredevil.

Por eso es que de lo que vamos a hablar este artículo, nos resulta demasiado extraño. Es extraño que un lugar que albergue tantas buenas producciones, no haya tenido ojo crítico para saber los fiascos que ponía en su biblioteca.

Pero sí ha pasado. Y pues tenemos que advertirle para que no pierdan su tiempo observando una vaina que ni pendiente.

Probablemente, más o menos algunos hayan adivinado a donde más o menos nos dirigimos. Sí, vamos a descubrir y poner en escarnio público aquellas producciones de Netflix que, simplemente, no la dan. Death Note.

Dejados Atrás

Es una de esas películas que mejor ni ver, ni oír, ni nada. Y hay varios factores o causas que prueban nuestros argumentos.

Todo comienza por el guión. Una historia interesante debe tener diálogos que muevan algo de ti y permitan que puedas identificarte y así construir un vínculo emocional con el film. Sin embargo, debido a la superficialidad de los diálogos se termina haciendo demasiado insufrible.

Aparte, la trama es demasiado enredada. Por un lado tenemos que se acerca el apocalipsis y por otro un lío de infidelidades. Y quizá hubiese resultado bien, si el guión hubiese tenido más profundidad, y hubiesen podido relacionar ambas cosas. Pero no sucedió así.

De hecho, IMDB, la ha calificado con un 3.1/10. Lo que no habla muy bien de la entrega.

Aca, tienen el tráiler para que puedan burlarse.

PD: Nicholas Cage es el peor eligiendo sus papeles.

Los 6 Ridículos

Claro que tenía que estar Adam Sandler. Y no es que se lo hayamos reservado, simplemente, se lo ha ganado. 

Podemos despellejar esta película como si se tratase de un perro mordiendo una gallina hasta desplumarla por completo.

Partiendo de una idea medianamente creativa, Sandler creó un film en que se parodiaba los mejores westerns como Django Desencadenado o El Bueno, El Malo y El Feo. Pero el resultado termino siendo ridículo.

Sin embargo, otra vez su chistes entendidos por él y solamente él es lo que hacen a esta película pasar por debajo de la mesa.

Inclusive, manejan chistes excesivamente crueles que involucran a los primeros asentamientos indígenas en tierras estadounidenses.

Rotten Tomatoes le adjudicó un sólido 0%.

Historia del Odio: 3

Creo que a todo el mundo se le encogió el corazón cuando observaron a un par de hermanos alejarse de casa y caer en las garras de la infinita pobreza para luego convertirse en el participante más joven en ganar Quien Quiere Ser Millonario.

Sí, hablábamos de Slumdog Millionaire/Quiero ser millonario.

Y más o menos, así de bueno, suele ser el cine de Bollywood.

Pero Hate Story se aleja de todo lo bueno que tiene que ofrecer el cine indio. La primera de estas versiones fue una apuesta fuerte, pero en cada entrega su impacto se ha ido diluyendo.

El guión es tan pobre como el protagonista de Quiero ser millonario. La trama no llega a establecer un vínculo emocional con el espectador y aparte, los diálogos son demasiado superficiales.

Sin embargo, uno de los puntos más negativos, es su erotismo. Cualquier podría refutarnos que el sexo vende y tal. Y puede que tengan razón. Pero tenemos que analizar el contexto.

El sexo vende dentro del universo del porno. No dentro del cine indio.

Son dos cosas bien diferentes. Los espectadores no quieren ver solamente tetas. Para eso se meten en una página para adultos y ya está.

Death Note

En nuestro conteo no podía faltar Death Note.

Y tenemos que preguntar, ¿Es en serio, Netflix? ¿Como pudieron dañar algo tan genial?

Porque el manga y el anime son geniales. De hecho, el fenómeno gráfico en Japón estuvo a la altura de series universales como Dragon Ball Z o Los Caballeros del Zodíaco.

La trama es impecable. Una historia verosímil que acaba con un final inesperado. Cada personaje tiene su propia personalidad y van construyendo interesantes diálogos que atrapan a la audiencia.

Y ahora, despedazemos la película.

Una de las cosas que no nos gustó fue la elección de sus personajes principales. Ni el actor que interpreta a Light, ni muchos menos el que interpreta a L se salvan.

Luego tenemos un guión que trata de dar risa. Es decir, lo opuesto a lo que la versión original es. 

Lo único rescatable es la presencia del Shinigami Ryuk que mantiene cierta aura de misterio.

Pero no la vean. Es por su bien.

Sino le van a sangrar los ojos.