Cuando el deporte pisa terrenos de la política, ¿empaña su imagen?

Es un tema que causa tabúes en diversos deportistas a lo largo del globo, pero, en muchas ocasiones estos toman la decisión de “mojarse” y demostrar su empatía política

Estamos acostumbrados a ver diversos ejemplos en Venezuela, sobre todo con atletas de disciplinas poco comerciales que necesitan apoyo gubernamental sí o sí, pero en el país de la arepa, los artistas son quienes tienen más experiencia en dichos temas.

Asumiendo que ya de por sí Venezuela es una nación completamente parcializada: Mayoría de oposición y un grupo de malandros que trata de sobrevivir a costa de mentiras y represión.

Hay que estar claros, las cosas son como son.

Pero esta vez no vengo a hablar de “Madurolandia”, sino del eterno conflicto entre Cataluña y España.

No entraré en temas históricos… solo en la actualidad.

Para nadie es secreto que dicha comunidad autónoma, al igual que otras, han buscado de muchas maneras despegarse del territorio español, y este último mes fue negada nuevamente por el Tribunal Constitucional la petición de referéndum para conocer si el pueblo catalán deseaba la independencia, así que diversos líderes del movimiento independentista convocaron a una especie de plebiscito, ilegal, con el objetivo de hacer valer el “derecho a votar” el primero de octubre.

Algo parecido a lo ocurrido en Venezuela el pasado 16 de julio.

Tras dicho llamado, diversas personalidades se han hecho eco del mismo, y entre ellos el jugador del FC Barcelona Gerard Piqué, quien posee un gran poder mediático en dicha región ibérica.

Días previos al 1-O, el equipo blaugrana decidió enviar una circular en la que pedían a La Liga española que se suspendiera su partido frente al UD Las Palmas debido al referéndum, pero dicha solicitud fue negada.

Entonces a la directiva culé se le ocurrió la “brillante” idea que el partido se jugase a puerta cerrada.

Y no es extraño que el club se inmiscuya en asuntos de índole política, puesto que ya más de una vez lo han hecho.

Llegado el famoso día, el cuadro dirigido por Ernesto Valverde no tuvo problemas para despachar 3-0 a los canarios, pero la celebración deportiva fue gris, ya que solo se escuchaban los aplausos de los “recoge pelotas”.

Posteriormente al choque varios jugadores del conjunto azulgrana asistieron a sus centros de votación para ejercer el sufragio.

Muchos consideran que separarse del terreno español es una decisión correcta, pero ¿qué harán aquellas personas que no están de acuerdo con la decisión?, y sobre todo, ¿qué será de esa gente que seguramente tienen familia en el resto del territorio?

No creo que sean fanáticos de las fronteras entre familias.

Los sucesos ocurridos en la jornada dominical, cuando la policía arremetió contra votantes y manifestantes, fueron lamentables. Lo he vivido en mi país, pero quisiera señalarles que la diferencia la hace un pueblo organizado que busca un fin común y con argumentos sólidos.

Desde ya comunico que no estoy de acuerdo con la independencia catalana, pero sí a favor de una consulta completamente LEGAL, en la que participen todos los españoles, sea el andaluz, el gallego, el asturiano, sin exclusión.

Y para aquellos atletas que no son tarifados, antes de ser deportistas son ciudadanos, no está mal defender tus creencias, pero si vas a hacerlo públicamente, atente a las consecuencias que trae la opinión pública.