Las personas con discapacidad a menudo son vistas solamente por su discapacidad y no por las personas que son realmente. Son más que sus imperfecciones y tienen sus propias personalidades y habilidades al igual que todos los demás.

A pesar de que puedan ser diferentes, no significa que sean indignos de amor o incluso que no tenga una vida sexual activa.

Un fotógrafo ha revelado una serie de fotos en las que representa la vida sexual de las personas con discapacidad, en un esfuerzo por demostrar al mundo que la gente no tiene que encajar en estándares de la sociedad sobre la apariencia con el fin de ser hermosas.

El fotógrafo italiano, Oliver Fermariello hace un llamado de atención sobre la discriminación que algunas veces enfrentan las personas con discapacidad  por su capacidad sexual, fotografeándolos en sus momentos más íntimos. Las personas por lo general piensan que estas personas están fuera de la burbuja sexual, pero realmente no es así.

“Yo veo la discapacidad como un espejo de la sociedad. La mayoría de nosotros pertenece al 99% de las personas que no encajan en los estándares de la manipulada belleza”.

La serie fotográfica, la cual es llamada “Je t’aime moi aussi (Yo también te amo)”, presenta a varias personas discapacitadas desnudas en sus habitaciones, demostrando que no solo son tan activos sexualmente como cualquier persona, sino que también son hermosas.

personas con discapacidad

Este trabajo artístico es magnífico, porque es provocador y además informativo. Algo que el arte siempre se esfuerza por ser.

La diversidad siempre aterra a las personas porque los aleja de esa apariencia perfecta que nos venden. Cuando se llega a cuestiones como la sexualidad y la discapacidad, generalmente nos hace sentir incómodos y preferimos no hablar siquiera al respecto. La diversidad, en este caso la discapacidad, nos concierne a todos en el sentido que debemos luchar con los fantasmas de la sociedad y comenzar a hablar libremente de ello y a crecer”

Las personas que aparecen en el trabajo de Fermariello tienen discapacidades de todo tipo, por lo que no todas han de ser estrictamente físicas. Algunos padecen de paraplejia, incluyendo a un artista callejero llamado Tarek, así como personas como Chiara, una actriz, que sufre de oesteoporosis y la enfermedad de los huesos quebradizos.

Quizá resulte incómodo para muchos tener que toparse con información como esta, pero este es el mundo real y estas personas también son como nosotros. Proyectos como estos, levantan la cortina que ciega a la sociedad sobre la diversidad, y abre camino a un espacio libre de tabúes.

Y tú, ¿qué opinas?