Edgar Ramírez no deja de acumular buenas noticias.

El reciente éxito encarnando a un soberbio boxeador y también, imaginamos, la carrera cinematográfica plagada de buenas actuaciones que va afianzando su nombre en Hollywood lo hizo merecedor de esta genial recompensa.

Edgar Ramírez, protagonizará nada más y nada menos,  la más nueva temporada de American Crime Story, una de las series con más audiencia en los Estados Unidos.

La serie que lleva tres temporadas empezó con el polémico juicio a O. J Simpson, después explicó la marginada situación de las víctimas del Katrina y ahora vuelve con una historia que a la humanidad siempre le ha resultado curiosa.

La tragedia de un ícono de la moda

Un 15 de julio de 1997 Gianni Versace fue encontrado muerto en el vestíbulo de su casa. Tenía un impacto de bala en su cuerpo. El hombre que había abierto fuego se llamaba Andrew Cunanan.

Las autoridades de investigación estadounidenses abrieron el caso, pero debido a todas las hipótesis que se manejaron, jamás pudieron cerrarlo.

La más famosa de todas obedece a una relación sentimental que tenía Versace con Cunanan. Fueron fotografiados varias veces en bares o restaurantes. Sin embargo, esa no es la única hipótesis.

En el 2010, durante la publicación de un libro llamada Metastasi, un capo duro de la droga en Italia confesó que el crimen de Gianni Versace fue perpetrado como un ejercicio de sicariato ya que explotó una rencilla que Versace mantenía con la mafia italiana.

Y ahí es donde entra Ryan Murphy, quien investigará la profunda fuente bibliográfica que existe, así como la numerosa fuente de rumores de la que bebe esta historia, con el objetivo de construir un hecho creíble acerca de las razones que llevaron a la leyenda de la moda a emitir su último suspiro a la temprana edad de 50 años.