¿Qué es breinguash? Acá te lo explicamos

En una era donde la premisa es “hago lo que sea por un click”, hay muy pocos que se detienen a analizar lo que realmente pasa a nuestro alrededor y cómo nos impacta. En esta guerra fría de internet, muchos han tomado el camino fácil que implica repetir lo que muchos otros ya están repitiendo y mezclarlo con grandes dosis de hiperrealismo sin utilidad. De allí nacemos. Somos un medio que interpreta la realidad y mastica la hiperlocalidad para los jóvenes latinoamericanos. Nosotros creemos en la vida más allá de una página web, en una generación de consumidores de contenidos que disfruta cada plataforma a la velocidad de su necesidad.

Esa idea comenzó a rodar en nuestra cabeza cuando nos preguntarnos: ¿qué hay detrás de una foto, de un video divertido o de una recopilación de las películas de gatos más cuchis de la historia? Hay una necesidad de escape y un sentimiento de complicidad con aquellos que se ríen por las mismas razones que nosotros. Descubrimos que de eso se trata la verdadera hiperlocalidad. En la elucidación deIMG-20150326-WA0043 esos elementos transversales que pasan por la mente de cada joven y hacen que sus problemas y necesidades sean los mismos a los de cualquier otro, sin importar el país donde viva. Dinero, sexo, tecnología, cultura, amor y un inconformismo natural ante las cosas que lo rodean. ¿Qué es más local que lo que pasa en la mente de cada uno?

El SOcial LOcal MOvil nos lo comemos con papas fritas.

 

Y sí, nos encantan los memes, las listas y lo quizes, (pasamos horas y horas viéndolos hipnotizados en internet). Pero es momento de peguntarse: ¿Por qué los memes dan tanta risa? Porque no es cualquier risa… es la risa de la identificación. Es la risa de que nos ha pasado lo mismo. Que conocemos a alguien que también lo vivió. Es caer en cuenta de que todos hemos sido el meme de alguien más. Es una risa que tiene crítica. Humor. Análisis. Tampoco es que nos creemos los más hiperanalíticos del mundo, eso no se nos da. Estamos claros de que hay cosas que no necesitan explicación, hay unas que nos gustan y otras que no. Así de simple. ¿Qué no nos gusta? La injusticia, la discriminación, creerse más vivo que los demás. ¿Qué sí nos gusta? La publicidad, pagar por las cosas bien hechas y la competencia que te obliga a salirte de la zona de confort constantemente.

De eso trata breinguash, de tomarse el tiempo para pensar en cómo cada una de las cosas que pasan diariamente están influyendo en nuestra vida. ¿Cómo esa nueva aplicación puede cambiar la manera en la que conseguimos pareja? ¿Qué hay detrás de unas declaraciones políticas donde unos espectadores aplauden como focas mientras que otros critican inconscientemente como borreguitos? Eso es de lo que nos interesa discutir. Intentamos descubrir a todos esos falsos dioses que creen que nos tenemos que comer sus cuentos así porque sí. Que tenemos que escuchar esta música porque esa es la que está de moda. Que tenemos que vestirnos de tal manera porque ese es el must-have de la temporada. ¿Qué es eso? Si lo hacemos es porque queremos y porque nos gusta.

Analizamos las cosas que nos pasan e intentaremos sacar a la luz lo que no nos dicen. Las letras pequeñas de ese contrato que firmamos solo por ser un ciudadano. Lo que no conviene que sepamos. Pero no creas que somos un medio lleno de teorías de la conspiración aliCaptura2mentado por paranoicos de escritorio que viven buscándole las cinco patas al gato. Lo que hacemos, y queremos que tú hagas, es cuestionarlo todo. Y que nuestras preguntas vayan más allá de nuestras pantallas táctiles. Que veamos todo lo que está a nuestro alrededor y nos demos cuenta de que estamos donde queremos y que llegaremos a ser lo que nos propongamos. Si no es así, entonces la pregunta es: ¿qué estamos haciendo para cambiarlo? Porque siempre se tratará de nuestra decisión.

Hay que cambiar, siempre hay que cambiar. A veces a la fuerza, a veces porque queremos salir de la zona de confort. De eso se trata. Aquí seguiremos en nuestro incansable esfuerzo de masticar  lo que pasa por la mente de los jóvenes, sin importar donde vivan.

Nosotros solamente sacudimos tus neuronas. El breinguash te pertenece a ti. A nadie más.

Carlos Piña / director