Aunque no es algo exclusivo, los gays disfrutan más que nadie de los shows de sexo en vivo

Hablamos de “exclusivo” porque no queremos que pienses que los shows de sexo en vivo es algo de gays y ya. Los shows heterosexuales también existen y por montones, pero por lo pronto vamos a hablar de los homosexuales porque nos parecen más divertidos.

No debes usar mucho tu imaginación para saber de lo que tratan los shows de sexo en vivo. Hay clubes en el mundo que ofrecen este tipo de presentaciones una vez por semana, algunos son temáticos, y otros clubes muestran estos espectáculos permanentemente, dependerá del país donde te encuentres.

marco-blaze-martin-mazza-supermartxe2

En América Latina también puedes encontrarlos aunque no tantos lugares como en Europa y Asia. Brasil es uno de los países más desinhibidos en cuanto a esto, con clubes en Sao Paulo y Río de Janeiro que ofrecen shows donde la ropa sobra y no necesariamente para bailar.

Sin embargo, más lejos de nuestras fronteras estos shows de sexo en vivo son mucho más fuertes de lo que imaginas. Veamos el caso de Tailandia:

En Asia la prostitución masculina es tan grande como la femenina. Bangkok es prácticamente una de las capitales de la prostitución junto a Armsterdam, y cuando hablamos de hombres las cosas son bastante hardcore.

Un redactor de Thatgaybackpacker sucumbió a la curiosidad y decidió irse una noche junto a un compañero a un club de Bangkok para ver por él mismo lo que siempre había escuchado sobre estos espectáculos: tragos caros, mucho público, animadores sin moral y cuerpos desnudos o semi desnudos en venta.

soi-twlight-1-859x1024

La cosa es muy simple, en Tailandia no solamente puedes ver a un grupo de muchachos con cuerpos definidos teniendo sexo entre ellos en la tarima, si te gusta alguno que veas puedes simplemente pagar y ese chico será tuyo por una noche (o unas horas). El problema es que no todos los hombres que verás allí estarán disfrutando lo que hacen, la prostitución forzada en Tailandia es una realidad que lleva años como un problema en el país.

[divider]Pero Latinoamérica no se queda atrás[/divider]

Aunque no es el factor común en las discotecas gays de la región, los shows sexuales también se dan entre latinos. En Bogotá se llevan a cabo rumbas especiales todos los años donde podrás disfrutar de shows sexuales realizados por verdaderos pornstars como Damien Crosse y Francesco D’Macho que realizaron uno de estos performances en un club llamado Romeo.

tumblr_inline_ndhum5nVgV1rdxrv5

En Lima, Perú, si sabes encontrarlos, también puedes disfrutar de un candente show de sexo en vivo que comienza con strippers haciendo lo suyo y poco a poco las cosas van subiendo de temperatura. No queremos dejarte sin echarle un vistazo a estas fiestas donde el sexo reina, pero debemos advertirte que son imágenes explícitas y si no es lo tuyo, no hagas click AQUÍ

[divider]En Europa los shows de este tipo reinan la movida[/divider].

España es uno de los países donde fácilmente puedes encontrar clubes para deleitar tu libido con sexo gay en vivo. La diferencia de Latinoamérica es que en España en ocasiones también puedes acostarte con estos papacitos si tienes el dinero para pagar.

En Londres, Inglaterra, los shows también son un must en muchos locales nocturnos de la capital inglesa. Como en el resto de Europa, los shows van subiendo de temperatura a medida que avanza la noche, pero no con todos te vas a poder acostar. Muchos de estos espectáculos pueden ser grabados, así que si entras en Xvideos.com o cualquier página de porno amateur, lo más seguro es que encuentres alguno. No seas flojo y búscalos tú mismo.

GAY sexlive

Berlín, Alemania, es otra de las capitales del sexo en vivo europeo, pero con los modelos más cotizados del continente. Los alemanes son de los que menos le paran al qué dirán y disfrutan del sexo en muchísimas de sus presentaciones.

 

Reiteramos, estos shows no son exclusivos de las personas homosexuales. Es probable que existan más lugares de sexo en vivo heterosexual de los que nunca has oído porque a la gente no le gusta admitir que visita estos lugares.

Al final del día cada quien disfruta de lo que quiere mientras no se le haga daño a nadie. Y antes de morir, es bueno presenciar las diferentes facetas de la vida nocturna para que puedas decir que tú sí lograste verlo en vivo.