La Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia regresó de vacaciones “misteriosamente” para recibir la impugnación por parte del PSUV

Luego de la histórica paliza que recibió el PSUV en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre en Venezuela, en la que la Mesa de la Unidad Democrática se alzó con la mayoría calificada (112 diputados) del parlamento, los dirigentes y “opinadores” del partido de gobierno han demostrado ser malos perdedores, llegando al extremo de poner en duda la credibilidad del Consejo Nacional Electoral (CNE), poder del Estado que siempre han descrito como el “más seguro del mundo”.

Los magistrados de la Sala Electoral del TSJ se encontraban de vacaciones, pero misteriosamente decidieron regresar para recibir los recursos del PSUV. Casualmente, les contamos que esa misma Sala Electoral estrenó dos magistrados nombrados y juramentados a toda velocidad el 23 de diciembre, ahora sabemos la razón de tanta prisa.

El recurso contencioso electoral debe ahora decidir si dicho recurso procede o no. Luego del juicio, la Sala Electoral podría ordenar la repetición de las elecciones en esos circuitos impugnados.

CXbFsGAWEAA8YZJ

[divider]Cuando lo único que importa es el poder[/divider]

Después de los resultados de las elecciones parlamentarias, muchos ex funcionarios y reconocidos intelectuales y dirigentes de izquierda llamaron al gobierno a mostrarse sincero al pueblo, admitir los errores cometidos y hasta recomendaron “refundir” la república.

Lo más sensato que un gobierno puede hacer al perder unas elecciones es corregir lo malo y escuchar propuestas… pero en Venezuela lo único que le importa al gobierno es nunca perder el poder, sea como sea.