Aquella mañana, mis amigos y yo observamos como los obreros del campo santo caminaban con rapidez, había poca gente visitando a los difuntos bien sea un familiar, un amigo, agradecer algún favor o quizás buscando algún espiritista en la zona. Mientras otros que viven en las cercanías nos advertían que no duráramos mucho tiempo allí porque este lugar a pesar de ser un cementerio no es seguro ni siquiera para los propios muertos.

Entre las motos, la basura, urnas oxidadas abiertas y lanzadas en las cercanías de las vías, la soledad, el miedo por las consejos, los obreros, los brujos sentados fumando y tomando encima de las lápidas , y el caminar rápido viendo a los lados con el temor de no ser asaltados; se nos acercó un hombre alto de piel morena con un aspecto escalofriante que generó un gran temor, pues tenía  puesto unos pantalones rotos, una camisa marrón casi sin color, un pañuelo negro en la cabeza con unos adornos dorados, y mientras agarraba con fuerza el machete que tenía en su mano derecha preguntó: ¿Qué hacen aquí, retírense rápido?.

Los puedo custodiar pero si me dan alguna ayuda económica para evitar que sean robados, bajo la condición que visite rápido al difunto, y que se encuentre ubicado en la parte baja del Cementerio General del Sur porque en la parte de arriba no está permitido subir puesto que no está garantizada la seguridad ni la integridad ni de ustedes ni de nosotros.

En el Cementerio General del Sur, se localizan cerca las urbanizaciones El Cementerio, Los Castaños, Los Carmenes y barrios como el 1 de mayo, Los Alpes, El León y Santa Elen. Actualmente muchas viviendas humildes han sido construidas prácticamente dentro del lugar.

En el cerro y las aceras se puede ver a plena luz del día las tumbas abiertas, oxidadas y abandonadas, los malandros son quienes manan aquí y más en la parte de arriba. Ellos no nos permiten llegar. Tienen armas largas máximo podemos acercamos máximo donde se encuentra el mausoleo del expresidente Joaquín Crespo, y debemos durar poco tiempo allí porque hay decenas de tumbas profanadas, la mayoría están abiertas, y los que mandan arriba si se molestan pueden bajar.

Al ver la magnitud de las advertencias recibidas, la cantidad de motorizados, cómo los habitantes de allí se asomaban desde el barrio que rodea al camposanto. Decidimos aceptar la ayuda ofrecida por el obrero que limpia algunas tumbas en el Cementerio General del Sur, que se encuentra ubicado en Caracas-Venezuela.

En el recorrido aquel hombre moreno nos relató que la inseguridad asecha día y noche, ya los malandros no respetan ni a los muertos ni a los vivos. Se roban desde los huesos de un bebé hasta los restos de personas ilustres y conocidas que formaron parte de la historia de Venezuela. Mientras decía caminemos rápido porque arriba ya saben que están aquí fíjense como están bajando las motos.

Cuando llegamos al Mausoleo de  Joaquín Crespo, teníamos una clara visión hacia las decenas de tumbas que han sido profanadas incluyendo la del expresidente que ha sido robada en reiteradas oportunidades.

Del otro lado estaban algunos hombres fumando tabaco, tomando licor quienes hacían señas preguntando si queríamos comprar un trago o una ofrenda para los difuntos, requeríamos algún trabajito porque eran espiritistas.

El hombre que nos custodiaba repetía apúrense vean hacia la montaña esos hombres ya están molestos por su presencia tienen armas largas si no se retiran del lugar los van a robar. Relatando “algunos dicen que aquí venden cráneos,  manos, pies, cualquier parte del cuerpo que las personas necesiten. Ante la escasez que de ataúd, algunos han optado optan por alquilar un ataúd por algunas horas, y después entierran al difunto sin tumba”.

Al llegar a la zona baja del Cementerio General del Sur, nos tuvimos refugiamos con un grupo de personas que se encontraban atemorizadas porque habían sido asaltadas con armas largas en un entierro de su familiar.

Frente a nosotros se encontraba una madre molesta e indignada porque le habían profanado la tumba de su pequeño hijo que había muerto de cáncer hace 5 años, comentándonos mira el tabaco que dejaron y las cenizas dejadas esos son los espiritistas y malandros que destruyen todo aquí ya no respetan ni vivos ni muertos.

Sin duda alguna, lo que  debería ser un lugar para el descanso eterno de los seres que ya no están en este plano, se convirtió en una zona que acecha los restos de más de difunto, quienes aun estando muertos no escapan de los embates de la inseguridad pues les roban desde la ropa, prendas, lápidas, ataúd, partes del cuerpos, huesos y cenizas del lugar.

cementeriobrein2

Las denuncias sobre violaciones de lápidas y robos de osamentas han aumentado en los últimos tres años, en especial en cementerios de la capital venezolana, y son atribuidas a cultos de santería y espiritismo.

Hace días Globovisión, reveló  que cada hueso profanado es negociado por cantidades que pueden alcanzar hasta los 100 mil bolívares (entre 100 y 200 dólares, según el tipo de cambio), dependiendo de qué parte del cuerpo se trate, el tamaño , si es un bebé, un niño, hombre, mujer o alguna personalidad destacada en el país.

Esta es actualmente una realidad que sigue sorprendiendo  más de uno en Venezuela, que  pasar de las denuncias emitidas desde hace algunos años los robos y profanaciones siguen presente  y dejando huellas imborrables.

Robo de huesos

romulo roban

Pese a las diversas denuncias realizadas desde ciudadanos comunes hasta el caso más reciente que fue el robo de huesos del expresidente Rómulo Gallegos y su esposa, la respuesta dada por las autoridades no ha sido eficiente ni esperanzadora.

L a nieta de Gallegos Theotiste, denunció hace días mediante la red social de Facebook que “se llevaron el mármol que la cubría, se lo llevaron a él y a mi abuela Teotiste”.

Señaló que la profanación de la tumba del intelectual y político no es un robo solo para ella y su familia, también es un robo para “la historia de cada uno de los venezolanos, porque para cada uno de los ciudadanos de este país Rómulo Gallegos era familia, era nuestro escritor venezolano, ese que nos acompañó con Doña Bárbara a pasar de año o a enamorarnos de Marisela”.

Sin embargo, el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez aseguró que desmintió que la tumba del escritor haya sido profanada, asegurando que sus restos se encuentran en el cementerio y que todo fue una “falsa la especie”, difundida por medios de comunicación, que señalaba que delincuentes robaron los restos físicos del insigne personaje.

No obstante Theotiste le respondió con fotografías al Alcalde donde se puede evidenciar la profanación de la tumba donde yacen los restos del insigne escritor venezolano y algunos de sus familiares en la a la parcela identificada con la nomenclatura 1(uno) Sur, en el Cementerio General del Sur, en Caracas.

Recordamos que en el año 2013, fue denunciado el caso de la presunta profanación de las tumbas del expresidente venezolano Joaquín Crespo y de su esposa Jacinta Parejo, las cuales se encuentran en un mausoleo familiar ubicado en el Cementerio .

El Código Procesal Penal de Venezuela, establece en el artículo 170 lo siguiente “Cualquiera que en los lugares destinados al culto, o en los cementerios, deteriore, desperfeccione o afee los monumentos, pinturas, piedras, lápidas, inscripciones o túmulos, será castigado con arresto de uno a seis meses o multa de ciento cincuenta unidades tributarias (150 U.T.) a un mil quinientas unidades tributarias (1.500 U.T.)”.

En este orden de ideas, el artículo 171, establece: “Cualquiera que cometa actos de profanación en el cadáver o en las cenizas de una persona y cualquiera que con un fin injurioso, o simplemente ilícito, sustrajere, fraudulentamente, el todo o parte de los despojos o restos mismos, o de alguna manera viole un túmulo o urna cineraria, será castigado con prisión de seis meses a tres años”.

Artículo 172. Cualquiera que fuera de los casos antes indicados, profanare total o parcialmente, el cadáver de alguna persona, lo exhumare, sustrajere o se apoderare de sus restos, será castigado con prisión de tres a quince meses (…)”

El Cementerio General del Sur se encuentra ubicado en la ciudad de Caracas-Venezuela y fue declarado en el año de 1982 Monumento Histórico Nacional; fue inaugurado el 5 de julio de 1876 por el entonces presidente de la República Antonio Guzmán Blanco.

Este tiene más de 122 años y allí también se encuentran reposando los restos mortales de personajes ilustres del país, además de contar con grandes monumentos, mausoleos, panteones y reliquias renombradas por su arte y estilo, que lo convirtieron en un verdadero Museo Escultórico.

Devoción y culto

culto y devocion

Este camposanto está lleno de infinitas historias y misterios que muestran una parte importante de la idiosincrasia del venezolano y ha dejado huellas marcadas con el pasar de los años.

Entre el descuido de algunos panteones, la soledad de algunas zonas, las motos, la mirada de quienes a lo lejos se sientan sobre las lápidas a fumar  tabaco u ofrecen sus servicios específicamente el espiritismo; la llegada inesperada de algunos cuidadores que ofrecen custodiarte para evitar ser robado, el miedo de quienes te gritan desde  el cerro o mandan a decir que te apures o bajarán a quitar las pertenencias, algunos muertos reciben la visita de  quienes la fe y la devoción los llevaron a recibir un favor.

Desde placas, medallas, camisas, juguetes, botellas de licor, flores, velas y objetos  son colocados en el piso, sobre la lápida o en cualquier espacio. Ante la mirada del cuidador de la tumba.

Los más visitados

María Francia, y el profesor Lino Valles, algunos estudiantes les piden pasar sus materias.

La”Corte Malandra”, específicamente al chamo Ismael Sánchez, quienes temen ser robados en las calles, los policías que buscan el resguardo espiritual del peligro del oficio, las mujeres agredidas por sus parejas, los que buscan a familiares desaparecidos y también los delincuentes para salir airosos del delito acuden a él.

El doctor José Gregorio Hernández; a pesar que sus restos fueron trasladados a Trujillo, algunas personas asisten al lugar donde se encontraba inicialmente.

Victorino Ponce, algunas personas le piden para conseguir viviendas.

Ilustres personajes

crespo

Entre personajes reconocidos que se encuentran sepultados allí están: el beisbolista José Pérez Colmenares.

Los expresidentes de Venezuela Rómulo Gallegos y Joaquín Crespo.

El artista plástico Armando Reverón.

El escritor y humorista, Miguel Otero Silva.

El político, Carlos Delgado Chalbaud.

El escritor, poeta, ensayista y periodista, Aquiles Nazoa.

La dirigente política afecta al  chavismo, Lina Ron.

El diputado del Partido Socialista de Venezuela, (Psuv) Robert Serra.

Sin embargo estas tumbas y mausoleos, también sufren los embates de la inseguridad, la suciedad, urnas abiertas y regadas por el lugar, una gran cantidad de basuras, huesos sacados por los antisociales para venderlos, los cráneos utilizados para rituales, mientras las motos dan vueltas.

Otros  corren con la misma mala suerte, pero su gran compañía es la soledad y en algunos casos reciben visita de las personas que profanan sus tumbas para robarles sus pertenencias o llevarse alguna parte de su cuerpo.

dementeriobrein5

Crónicas de Venezuela capítulo 6: El secreto de la llanura