El trasero de Rihanna.

Rihanna.  Barbados. 29 años.

Robyn Rihanna Fenty nació el 20 de febrero de 1988 en Bridgetown, capital de la paradísiaca isla de Barbados. Se sitúa en la bahía de Carlisle, al sudoeste de la isla. Sus calles sostienen varias entidades bancarias por lo que se ha llevado el apelativo de centro financiero.

De sus puertos parten buques cargados de melaza, ron y azúcar, erigiéndose como una de las islas con índices más alto de comercio en el Caribe.

Dentro de sus confines; el ícono de música pop creció en un pequeño bungalow al lado de sus dos hermanos  y sus progenitores. Ronald Fenty, su padre, supervisaba los almacenes de la ciudad, mientras que su madre, Mónica Braithwaite se desempeñaba en una oficina contable.

En los primeros años de edad, sufrió los embates de una inestabilidad emocional propiciada por los episodios que enfrentó cuando su padre se transformaba en una bestia dominada por la cocaína.

En consecuencia, el matrimonio atravesó grietas de la inestabilidad, y aunque el núcleo familiar aún no explotaba, Rihanna y sus hermanos quedarían marcados de por vida.

La pequeña niña manifestaba dolor mientras se tocaba su cabeza llena de rulos, y debido a que la dolencia era reincidente, la remitieron al hospital, allí le hicieron una serie de tomografías para descartar cualquier posibilidad de tumor.

Después de un profundo interrogatorio,  los médicos llegaron a la conclusión que la niña era víctima de altos niveles de estrés por las continuas peleas de sus padres.

Así que cuando Rihanna estaba en casa y percibía la chapa de las llaves de la bestia entrando en la puerta, se escondía en su habitación para sumergirse, a través de los audífonos, en el universo relajante del reggae. 

La escalada de violencia en su casa cesó luego de que sus padres acordaron divorciarse; la niña comenzó a reflejar una mejoría en su humor y de a poco fue cerrando sus cicatrices emocionales.

A mediados de 2003, a la edad de quince años, y empapada de las enormes influencias del hip-hop, reggae y pop que se escuchaban en la isla, formó un trío musical con dos compañeras de clase. Eran conocidas como Girl Group.

A finales de ese año, conoció a una persona que le cambió la vida.

Rogers Waters, productor musical estadounidense, estaba de vacaciones en la isla de Barbados, y fue advertido de un talento precoz de una muchachita llamada Rihanna, que formaba parte de una agrupación juvenil.

El hombre, impulsado por la curiosidad, concertó una reunión con el grupo. Waters después contó en una entrevista que cuando Rihanna pisó el lugar, fue como si las otras chicas no existiesen. La quinceañera interpretó Emoción de Destiny Child  y Hero de Mariah Carey.

De inmediato le ofreció un jugoso contrato que emocionada aceptó. Una maqueta en la que tendría total libertad para exponer sus propias canciones, que se tituló bajo el nombre de Music of the Sun.

El hombre y la niña, en conjunción, darían el pistoletazo de salida del fenómeno viral que ahora es el trasero de Rihanna. Perdón, me deje llevar. Y su música, claro, su música.

¡Y ahora, con ustedes: LA SEXY PERLA DE BARBADOS!

 

El trasero de Rihanna se volverá viral


Armas de fabricación casera que enloquecen al régimen [Fotos]