No tiene nada que ver con el actor papeado de Hollywood que hace pelis infantiles, pero desde hace unos meses ha estado generando polémica por su manera tan directa de romper algunos mitos sobre el mundo fitness y por liderar una cruzada en contra de los espárragos

–¿Cuáles son tus credenciales para entrenar a las personas?

–Tengo más de 20 años en este medio, estoy certificado como instructor, juez avalado por la Federación Venezolana de Fisicoculturismo y Fitness, he preparado atletas de selección nacional que han ganado. Lo más alto que hay a nivel de fitness es el fisicoculturismo. De allí para abajo la gente quiere verse bien, perder tantos kilos, sacar los cuadritos, ponerse duro, etc. No como a esos gurús que hay por allí que nadie conoce ni están certificados.

–He visto que la gente te pide dietas y tú te rehúsas a darlas… ¿acaso no quieres compartir las dietas?

–Acaso yo sé cuanto pesas tú, cuánto mides tú, en qué trabajas tú, cuántos gastos calóricos tienes tú, yo no puedo publicar una dieta porque me la hace cualquier persona. Si la hace una diabética se me puede enfermar. Los que publican dietas son unos irresponsables. Esto es grave porque la salud es delicada, hay gente con problemas de insulina, con hipertensión, con problemas hepáticos. Hay gente que me envía correos y me dice que se enfermó porque cumplió una dieta que leyó por allí en una cuenta equis. Es que hay cada locura… ahora están recomendando tomar agua destilada. Entre eso, la chía, el salmón y los espárragos van a volver loca a la gente.

–Vamos a hablar claro, yo he visto en tu cuenta de instagram que le tiras bastantes puntas a Sascha

–La primera vez que vi algo sobre ella estaba hablando sobre la quinoa, jamás había escuchado hablar de eso y cuando pregunté me di cuenta que era muy cara. Yo no lanzo puntas, lanzo misiles, pero para todos los países. Ella no es la única.

“Prefiero comer lentejas que quinoas…”

–¿Qué tienes en contra de las chías?

–Nunca he usado espárragos, chías y ese poco de vainas que cuestan bastante plata. Ni salmón le mando yo a la gente porque es muy caro. Monta un atleta con arroz, papa, plátano, yuca y caraotas para que veas. Prefiero comer lentejas que quinoas, lo que pasa es que todo lo han convertido en marketing. La gente cree que comiendo espárragos solamente va a rebajar. Es como el cuento del huevo. ¿Tú crees que yo voy a estar gastando un cartón de huevos diarios solo para quitarle las yemas? Eso tiene demasiadas proteínas. Imagínate de allí sale una vida ¿cómo puede ser malo? Cómase sus yemas tranquilamente, pero entrene.

–¿Esto fue lo que te motivó a dar consejos por instagram?

–Me motivé al ver personas que asesoraban y comenzaron a prohibir frutas, cosa que me parecía una locura porque ellas son una importante del régimen al proveer energía, fibra y aminoácidos. Un chamo que yo entrené empezó a decir que era asesor también. Entonces yo dije: ¿Quiénes son todo este poco de locos en las redes? No es por denigrar a nadie, pero yo empecé a ver el montón de gente fitness que tenían bastantes seguidores y eran famosos sin haber hecho nada. Si ellos llegaban a ese punto, yo que tenía más de 20 años dedicándome a esto podía hacerlo también.

–Lo que querías era un poco de followers, picarón…

–Una persona que tenga un millón de seguidores no sabe más que alguien que tenga cien, simplemente es alguien que se sabe mover en redes sociales. Se trataba de ayudar a la gente y yo estaba seguro de que podía hacerlo. Me da rabia cómo hay tantos que se aprovechan de la desesperación de la gente por rebajar.

–¿Has tenido chance de encontrarte a Sascha Fitness?

–Nunca, la han etiquetado en mis publicaciones y a mí me etiquetan en las de ella como buscando peo. Pero hasta allí.

–Eres demasiado hater, chico ¿alguien que respetes?

–Richard Linares es un carajo que yo respeto, lo conozco desde hace años. Si el tipo de dice que algo es bueno yo se lo respeto porque tiene trayectoria. No es ningún loco.

–¿Quién te maneja las redes? ¿Contrataste un community? Tienes un estilo muy particular en tus publicaciones

–Yo tengo gente que me apoya y ayuda, pero todo lo muevo yo. De la gente saco algunas ideas para los temas y voy desarrollándolos.

“Una persona que tenga un millón de seguidores no sabe más que alguien que tenga cien…”

 

–¿Cuál es la clave para no volverse loco con un dieta?

–Se trata de concientizar lo que comemos. Yo haciendo una dieta te pregunto qué quieres comer y eso es lo que vas a comer, pero una ración más pequeña.

–¿Cuál es el mito más fuerte sobre el fitness?

–El cardio en ayunas es el primero. Eso es peligroso porque si tienes algún problema te puede dar algo grave. Esas son pendejadas. Es como si yo agarrara y dijera que antes de entrenar me voy a comer dos mamones; la gente va a usar la técnica de los mamones y empezarán a decir que rebajaron con ella. Es gente pendiente de llamar la atención

–¿Qué tan dañiño es la curda para estar fitness?

–El combustible de nosotros es el glucógeno, esa es nuestra energía. Cuando el alcohol entra en el cuerpo abre el chorro y botamos mucho glucógeno por la orina.

–¿La cerveza da lipa?

–La cerveza te da lipa si eres una persona sedentaria, todo el día sentado sin hacer nada. Una cerveza no te cae mal, lo que te cae mal son los excesos. Si tomas todos los días. Si tú entrenas y te tomas unas birras un fin no importa.

–Una noche de curda, por lo general, termina en unos perreros ¿la estamos cagando mucho?

–Puedes comerte tu hamburguesa, pero pídela sin salsas. Analicemos la hamburguesa: tiene carne, que comemos normalmente en una dieta, dos rebanadas de pan, eso no le hace daño a nadie, tomate, pepinillos, vegetales, es decir vegetales. La gente pinta la hamburguesa como una cochinada y tampoco así.

–Hablas mucho de llamar la atención, pero en tu caso ser rebelde es como tu manera de llamar la atención

–A mí lo que me gusta es ver las cosas desde otro punto de vista, quiero desmitificar muchas cosas. Yo lo que hago es mostrarle a la gente lo que es malo… cada quien ve si lo usa. Me preocupa la cantidad de mitos, de gente que engañan, de dietas locas, de cosas extremas.

“La gente cree que comiendo espárragos solamente va a rebajar…”

–Si yo tiro como un conejo todo el día puedo estar fitness

–Yo creo que si lo acompañas con un régimen de comidas sanas sí, jajaja. Claro pero tendrías que hacerlo a niveles exagerado.

–¿Ser Denis La piedra atrae mujeres?

–Sí, hay admiradoras… muchas me dicen que soy pedante pero que igual me aman. A la gente le cae mal que yo les diga la verdad. Y esa actitud así es la que yo creo que les gusta.

–¿Qué tal la cheatmeal? Esta es mi parte favorita del fitness. Si es por mí la hago todos los días

–Eso de la comida trampa es como un miedo que le han metido a la gente. Lo que te mata son los excesos. Si tu gasto calórico es de 3000 calorías, comienzas a rebajar desde que ingieres 2800. Saca la cuenta con 2500, por ejemplo. Si yo a lo largo del día he comido 2000 calorías y faltan 500. ¿Por qué no puedo comerme un dulcito todos los días? Estas cuentas son sacadas para explicar, es sólo un ejemplo.

–¿Trabajas junto a algún nutricionista?

–Más bien me llaman los nutricionistas para que trabaje con ellos, porque ellos trabajan mucho con cálculos, pero el ojo clínico no es algo que tenga todo el mundo.

–¿Por qué La Piedra? ¿Tienes algo que ver con The Rock?

–Un amigo que le inventaba sobrenombres a todo el mundo un día me dijo que parecía una piedra de machacar ajo, sin forma. Siempre me decía así. Con el tiempo quedó solamente “La Piedra”. Al final eso se convirtió en un reflejo de mi personalidad, yo puedo ser todo tierno, pero inmediatamente puedo volverme frío como una piedra. A veces dicen que soy insensible, pero me tocó ser así.

–¿Qué opinas de los que se inyectan para ponerse más papa?

–Yo he preparado atletas y soy de los que piensan que todo se puede hacer naturalmente, no hace falta inyectarse.

–¿Y las merengadas de proteínas?

–La otra vez alguien me dijo que había comprado un pote de proteínas como en 4 mil bolos y cuando vi sólo tenía 5 gramos de proteína. Iba a tener que tragarse medio pote para llegarle a las proteínas de un bisteck. ¿Cómo vas a sustituir una comida así? Ven los productos como algo mágico.

–¿Has tenido alguna novia gordita? Debe ser una ladilla ser tu novia… ¿Las mandas a hacer sentadillas a cada rato?

–Si supieras que me gustan las flaquitas. Que entrene si quiere, pero así con los abdominales todos marcados y no me gustan. Me gustan las mujeres que tienen su celulitis, jajaja. Naturales me gustan más. Esas mujeres que les agarras los brazos y están todas papeadas no me gustan, siento que estoy abrazando a un tipo.

 

“Me gustan las mujeres que tienen su celulitis…”

–¿Es un mito que los hombres papeados tienen el pipí chiquito?

–Eso es un mito, para mí que un papeado le bailó la mujer a un flaquito y éste comenzó a correr el rumor jajaja. Lo que sucede es que como estás todo el tiempo metiéndole testosterona externa al cuerpo dejas de producirla y entonces te da por la impotencia.

–¿Cuáles son los peores errores que podemos cometer en un gimnasio?

–Hacer mil abdominales todos los días es un error porque eso no va a marcar los cuadritos, hay que eliminar la grasa que está entre la piel y el músculo. También durar 3 horas entrenando, significa que estás haciendo mal el entrenamiento. Si te estás dando pela, máximo un par de horas. El peso es otro mito, tú puedes montar a un fisicoculturista en una balanza y según los cálculos dirá que tiene sobrepeso. Eso de que se endurece la grasa abdominal también es un mito. ¿Qué pasa? Si haces abdominales los músculos comienzan a tonificarse y endurecerse, por eso cuando te tocas estás duro.

–¿Cómo es entrenar contigo?

–Yo estoy entrenando en el Centro Perú (Caracas), aunque también estoy de manera personalizada y por Skype. Yo con dos mancuernas le cambio el cuerpo a cualquiera en una plaza. Al final puedes tener unas máquinas todas espaciales pero harán el mismo principio de unas máquinas de los 60. Hay gente que está 5 ó 10 años en un gimnasio y están igualitos. No es sólo hacer series, se trata de cómo comer. Con dos mancuernas puedes entrenar en tu casa fácilmente, todo el cuerpo. Una secretaria que pase todo el día sentada no puedes venir y mandarle puros ejercicios sentados. Un buen entrenador tiene que estar pendiente de todo, de cuáles son tus debilidades, cómo caminas, la postura, etc. ¿De qué te sirve estar papeado si te cansas caminando hasta la esquina? Se trata de mejorar las capacidades físicas de la persona. Mi sueño es tener un Centro de Entrenamiento Integral, donde pueda entrenar un beisbolista, una ama de casa, quien sea.

–¿Cuál es la conclusión que deja Denis La Piedra?

–No hay ejercicios mágicos ni comidas mágicas ni rutinas mágicas. Esa es toda la conclusión.

[divider] [/divider]

Si quieres aprender una manera diferente de ver el mundo del fitness, vacilar el particular estilo anti-espárragos de Denis “La Piedra” o ponerte como Brad Pitt en la película Troya (aplica para cualquier sexo, Brad Pitt es unisex) síguelo en twitter e Instagram como @denislapiedra