La lectura en  eBooks ha llegado con fuerza: puede que llegara como complemento o como reemplazo a la lectura en libros tradicionales (el tiempo dirá), pero sin duda su aparición no puede ser ignorada.

Existen muchos románticos que se siguen negando a los cambios: prefieren un paseo en globo a la rapidez de un avión, o tomarse una foto en una carrosa y no en un BMW.

Este “síndrome de la época dorada” también aplica al modo en que algunos niegan las ventajas de la lectura en digital.

Pero dejando el aspecto romántico de lado, vale la pena cuestionarse: ¿en qué formato es más práctico leer?

Presentamos solo algunas razones que demuestran que leer en eBooks es la mejor opción hasta ahora.

¿Por qué los eBooks son mejores que los libros en físico?

 1. Ecológicos, fáciles de hacer y económicos de producir

eBooks

Sin importar de qué lado de la moneda lo mires, los eBooks son más económicos.

Tanto si eres un editor o un escritor joven que quiere darse a conocer, editar un eBook es sencillo, rápido y ecológico.

Tú mismo lo puedes hacer con un programa sencillo de edición, y distribuirlo no requiere más que tener acceso a internet.

También existen páginas y estatutos legales que protegen tus derechos de autor, con lo que no debes preocuparte por plagios, y puedes empezar a promocionarlos en las redes, sin prácticamente ningún costo.

2. Económicos para quien los compra

eBooks

Aunque esto no aplica en todas partes, en la mayoría de los países comprar un eBook es bastante sencillo y mucho más económico que comprar un libro tradicional.

Existen además grupos donde las personas comparten material gratuito en las redes, con lo cual te evitas los costos de envío o traslado de compartir libros tradicionales.

3. Una biblioteca de bolsillo

eBooks

Si nuestros abuelos enloquecieron con la idea de las colecciones editoriales de bolsillo, imagina lo que sentirían si supieran que se puede cargar cientos de títulos en un dispositivo que es, literalmente, del tamaño de un bolsillo.

Esto no es solo un aporte práctico, sino también una ventaja para nuestra mente ociosa: Borges decía que si un libro no nos gustaba lo mejor era dejarlo.

Con los dispositivos para eBooks puedes reiniciar cualquier ruta de lectura las veces que quieras durante un viaje, hasta encontrar el libro adecuado. Todo esto sin tener que pagar más por exceso de equipaje.

Tal vez te interese: Game of Thrones: 5 diferencias entre libros y serie

¿Son inútiles los libros en físico?

Para que la industria del papel de imprenta haya sobrevivido por casi cinco siglos, fue necesario que fuera lo bastante buena y popular. Y en efecto lo fue.

Lo que pasa es que hasta finales del pasado siglo se trataba de una hegemonía.

Lo curioso cuando caen las hegemonías es que de repente empezamos a notar todo de lo que nos habíamos perdido.

Ciertamente hasta la llegada del internet los periódicos y la televisión parecían lo bastante veloces: un día o una hora de espera por un noticiario, nos resultaban un tiempo de espera coherente para estar informados. Ahora 15 minutos de espera por información en Twitter nos parecen una eternidad.

Estas son solo algunas de las desventajas del libro en físico que descubrimos gracias al eBook:

  • Su formato es aburrido: o al menos eso nos parece ahora. Si bien la hoja blanca con tipografía negra es de fácil lectura, la poca interacción que tenemos con ella tiende a afectar nuestra concentración.
  • No se actualizan: en tanto los programas para eBooks se vuelven más versátiles y con más herramientas de lectura con cada actualización, el libro en físico siempre será… un libro en físico.
  • Difíciles de mover: no pesan una tonelada ni hay que cargar una biblioteca entera para leerlos. Pero comparándolos con lo que pesa una tabla o un Kindle, tres libros en un bolso empiezan a parecer un poco pesados.
  • No los podemos prestar: si algún amigo quiere leer nuestra copia de “El guardián en el centeno” tenemos dos opciones: pasar noches en vela esperando a que lo devuelva, o mudarnos definitivamente con él. Con un eBook bastaría un minuto para generar una copia y enviársela por cualquier medio.

Nos encontramos en este momento de frente al avance tecnológico y la era de la información, y su progreso es exponencial y rápido. Quien no se suba al autobús de la tecnología, tardará mucho más tiempo en llegar a su objetivo.

Son más los pro que los contra con respecto a los eBooks, ya es hora de dejar atrás los romanticismos arcaicos y sumarnos a esta noble causa, que no solo nos facilitará la lectura, sino también contribuirá al bien del planeta.

Tal vez te interese también: Tener menos amigos te hace más inteligente, según estudio