Con tantas cosas horribles que están pasando, decidimos buscarnos unas fotos brutales para cerrar la semana con mejor ánimo y reforzar la idea de que no todo está tan mal. El lunes pasado la administración estadounidense de los océanos y la atmósfera (NOAA, por sus siglas en inglés) mostró las primeras imágenes tomadas por el satélite climático GOES-16, lanzado en noviembre del 2016.

Primero lo primero: El GOES-16 está estacionado a 35.800 kilómetros sobre la Tierra. Sumado a eso, está equipado con una cámara de alta definición llamada ‘Advanced baseline imager’; esta cámara puede tomar fotos a través de 16 distintos canales de longitudes de onda. Esta versatilidad ayuda a identificar rastros de humo, cenizas volcánicas, vapor de agua y otras substancias de la atmósfera terrestre.

Este satélite es como el fotógrafo personal de la Tierra. Está programado para fotografiar todo el planeta cada 15 minutos; además tiene otros instrumentos. El arsenal de GOES-16 incluye un seguidor de rayos, un magnetómetro y sensores solares que eventualmente serán utilizados para tomar tomar imágenes del sol en longitudes de onda ultravioletas y de rayos x.

Lo cierto es que esta primera tanda de fotos que tomó el GOES-16 son brutales; por eso nosotros recopilamos nuestras favoritas en esta galería.