Es que lo leo y no lo creo, pero tarde o temprano tenía que pasar, ha fallecido uno de los más grandes, Hugh Hefner.

Así como ha sido para nosotros Stan Lee (no te mueras nunca), Hugh fue una de esas figuras que a lo largo de los años moldeó diversos esquemas de la sociedad actual con su famosa revista para adultos, PlayBoy.

Hefner-Sama murió el pasado 27 de septiembre a los 91 años, debido a causas naturales (ojalá haya sido teniendo acción, acrecentaría su leyenda), dejando un legado imposible de borrar.

Mujeres, dinero, yates, y más mujeres… muy en el fondo, el magnate cumplió el sueño de muchos hombres.

Éste consiguió a lo largo de su carrera que, figuras como Marilyn Monroe, Cindy Crawford, Pamela Anderson, Madonna, Sharon Stone y Kim Kardashian fueran portada de su publicación.

Además, cambiaba de esposas como cambiaba de ropa interior. Él multimillonario dejo como viuda a su última mujer, Krystar Heffner, asimismo, cuatro hijos, los herederos de su gran fortuna.

Desde Breinguash lamentamos profundamente su fallecimiento, porque a pesar de no tener súper poderes, Hefner fue el ejemplo para todos de cómo lograr el verdadero sueño americano.

Hasta la vista, ídolo.