10 años de historia para la empresa que cambio el mundo tecnológico, pero: ¿es tan innovadora la llegada del nuevo buque insignia de Apple?

Tras la muerte de Steve Jobs se podían leer fuertes rumores sobre el genio californiano. Decían por allí que había dejado diversos proyectos e ideas para el famoso iPhone que abastecerían la empresa por unos 20 a 25 años. Pero lo que presentó la manzanita el pasado 12 de septiembre no evidencia ningún tipo de cambio revolucionario que haya hecho saltar las alarmas a sus rivales.

Bueno, sí, su alarmante precio, pero eso lo leerás más adelante.

 

Yo, como buen adicto a la tecnología, explicaré mi punto de vista; asimismo dare cinco razones por las que no compraría el iPhone X.

 

IOS ya no es el único sistema en presentar la mejor fluidez y rendimiento

Recuerdo que los principios de Android fueron difíciles en comparación con el sistema de Apple, pero con el pasar de los años estos aprendieron cómo hacer las cosas y actualmente presentan equipos increíbles, con grandes prestaciones que no tienen nada que envidiarle a los de Cupertino.

 

El hardware del iPhone X no trae nada nuevo

El nuevo equipo de la empresa norteamericana vendrá con el procesador “A11” incorporado, que según dijeron en la presentación, será 70% más veloz que el del iPhone 7, ya que tendrá seis núcleos respaldados por cuatro gigabytes de memoria RAM.

En el androide verde existen equipos desde hace un par de años que tienen procesadores de ocho núcleos, y ya desde el pasado 2016, estos vienen trabajando con teléfonos con seis gigabytes de RAM, por ejemplo los nuevos Samsung S8, Note 7, e inclusive los chinos de One Plus, que trabajan con dicha tecnología desde 2015.

 

“Chao al botón ‘Home’, hola a los gestos”

No es la primera vez que veo un dispositivo que se gestione mediante gestos en la pantalla.

Es una apuesta arriesgada por parte de Apple, ya que en 2013-2014, la difunta Blackberry lanzó al mercado sus modelos Z10 y Z30, los cuales tenía incorporados dicha función, pero no fueron exitosos respecto a su competencia directa.

 

Es momento de hablar de su “innovadora” pantalla

El iPhone X saldrá al mercado con un panel de 5.5 pulgadas y no tendrá marcos, será un equipo “todo pantalla”.

Tampoco son los primeros en experimentar con dicha característica, es más, parece que llegaron tarde a la fiesta.

Su competencia directa, Samsung, ya había comenzado a jugar un poco con sus paneles;  incluso, Xiaomi y LG llevan un poco de ventaja con respecto a la innovación de sus pantallas sin bordes.

 

Lo más importante: El precio

El iPhone X no será un dispositivo para “pela cables” como nosotros. La versión de 64 Gigas costará 1000 dólares, y su hermanito mayor, el de 256 Gigas, rondará los  1150.

No quiero hacer el cambio a Bolívares porque me dolerá en toda la pobreza. Además, en el mercado hay equipos con mejores especificaciones que solo 500 dólares.

Apple sé que apuestas por “nuevas tecnologías” ya conocidas y solo les cambiaste los   nombres; pero ¿era necesario lanzar ese gancho a las costillas con el precio?

De momento, sólo nos queda esperar su lanzamiento a finales de octubre.