Múltiples son los destinos y uno solo el anhelo: el progreso profesional, académico, económico y social. Lo que se ha convertido en una fuga de cerebros, sino en una tristeza que emana de las madres en Venezuela ante la partida de sus hijos que deben luchar y pasar por el viacrucis de lograr gestionar los papeles ante un camino lleno de obstáculos en una especie de laberinto.

El haber llegado durante las primeras horas de la madrugada para llegar a tiempo a su cita prevista en la Cancillería venezolana, en Caracas, no fue suficiente para que Alejandrina Rodríguez lograra introducir su título universitario para apostillarlo. Rodríguez tiene previsto marcharse del país y dice que suma al menos seis meses en el proceso de tramitación de documentos.
“El proceso es sumamente largo, tedioso para cada papel que se necesite, pierdes horas y semanas tratando de conseguir la cita en Internet. Una vez que llega el día el panorama no cambia, debes hacer una gingantesca cola y ligar para no perder el viaje porque no hay sistema, se fue la luz o cualquier otra situación”, afirmó.
Dicha historia se repite en las sedes de los Ministerios de Educación, Educación Universitaria, Interior y Justicia y otros organismos para gestionar cualquier documento.
Es por ello, que si ya tomaste la decisión de emigrar, debes tener tienes tu pasaporte al día, ahorrar algunos dólares para sobrevivir los primeros meses, hacer los trámites legales para sacar los documentos, sacar la visa y el permiso de trabajo, además de sortear todos los obstáculos y conseguir boleto aéreo.
Esto ha llevado a muchos venezolanos a vivir un verdadero viacrucis y amargarse la vida para poder conseguir un futuro mejor en otras tierras para vivir.
Requisitos
Unos de los trámites indispensables son los antecedentes penales, para ello debes tratar de ingresar con paciencia, largas horas y semanas a través de Internet en la página web del Ministerio de Interior y Justicia para conseguir la cita.
Para ello, debes tomar en cuenta que muchas veces la página se cuelga, te saca del sistema o anuncia que no hay citas que debes intentarlo más tarde.
Recuerda que este documento tiene una validez de seis meses, por lo que debes calcular los tiempos para que esté vigente al momento de realizar los trámites en el país de destino.
Si estás casado, debes traer tu acta de matrimonio, que se solicita en el Registro Civil llevando los datos del número, acta, folio y fecha donde se realizó la boda o en el Registro Principal del estado donde se registró en su momento.
Si estás soltero debe llevar la Carta de Soltería, la cual se saca en el Registro Civil y la Partida de Nacimiento.
Dichos documentos deben ser llevados ante el registro principal, para ello debes hacer una cola desde las 6 de la mañana, esperar a que te entreguen tu número y quedarte allí por largas horas para ser atendido. Después debes ir  a retirarlo en la fecha indicada.
Notas certificadas, título, pensum, firmados por el rector. Estos documentos deben haber sido autenticados por el Ministerio de Educación de Venezuela y el Ministerio de Educación Universitaria.
Ante esto deberás solicitar una cita para llevar los documentos, pero es necesario tener paciencia porque las citas tardan hasta seis meses en asignarlas con algo de suerte. Eso sí, insiste en horas de la madrugada, aunque por los testimonios de una veintena de solicitantes se observa que actualmente la región central no tiene fechas abiertas para realizar los trámites.
Todos, absolutamente todos los documentos anteriores, deben autenticarse en las instancias correspondientes y luego ser apostillados en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela.
Meta lograda
meta lograda
Son miles las personas que acuden al Aeropuerto internacional “Simón Bolívar”, ubicado en el estado Vargas, con intenciones de emigrar, debido a múltiples razones como el estudio, trabajo, visita o simplemente probar suerte al trascender la frontera.
Nunca antes la monocromía de Carlos Cruz-Diez había sido tan viral en el país. En las redes sociales los viajeros postean sus respectivas fotos antes de tomar el vuelo, para dejar constancia fotográfica del momento, o quizá para exteriorizar ese cúmulo de emociones inexplicables que te oprimen el pecho justo antes de despedirte de los tuyos.
Mientras, en el fondo de Maiquetía se escuchan las típicas preguntas ¿No se te quedó ningún papel? ¿Llevas los dólares bien guardados? Muchas emociones y pocas ganas de dejar a los seres queridos. Breves comentarios y demasiadas miradas, evasivas y quebrantadas, de padres que ven a sus hijos partir, de hermanos, amigos, primos que se deciden por desplazarse a otras tierras.
El Instituto Nacional de Estadísticas Español, en 2015 reveló que se produjeron 19.663 movimientos migratorios con origen venezolano. Esta cifra supone un aumento del 53% con respecto a 2014. Sin embargo, la mayor densidad de emigrantes se registra hacia países vecinos como: Colombia, Ecuador, Perú, Brasil, Chile o Argentina.