Joy Division.


Las grandes bandas de rock suelen estar tocadas por la tragedia. Y el suicidio de Ian Curtis  no fue la excepción.

El vocalista de Joy Division se colgó de un viejo tendedero en la cocina de su casa. Era epiléptico y atravesaba un profunda crisis de depresión.

A la mañana siguiente, su esposa Debbie lo encontró girando como un ventilador. Comenzó a insultarlo diciéndole bastardo y otros improperios.

Ian no podía escucharla. Ian había partido a otro mundo.

Un mundo desconocido. Un mundo trágico. Un mundo que sirvió como punto de inspiración para construir los trozos de melancolía, ira, miedo y violencia que expresan las canciones de Joy Division.

Dead Souls

Joy Division solía empezar sus conciertos con Dead Souls.

Aparte de impregnar el ambiente con la melodía que identificaba a la banda, hacía vibrar a la audiencia y poseía el tempo necesario para que Curtis empezase a desplegar su atormentada magia en el escenario.

Transmission

Antes de estrenarse Love Will Tear Us Apart, era el himno de la banda.

Su inicio contagioso impactaba en la audiencia que empezaba a moverse de un lado a otro con furia y excitación hasta perder el control y dejarse controlar por la transmisión musical que operaba desde la voz encima de la tarima.

Disorder

El sencillo que abrió el disco Unknown Pleasures, grabado entre el 1 y 17 de abril de 1979 en Manchester, Inglaterra bajo la producción de Martin Hannet.

La canción es como una forma de presentación de la banda ante el mundo: aparecen los  sonidos de batería producidos por Stephen Harris, luego se escuchan notas graves del bajo de Peter Hook, seguidamente las notas escupidas de la guitarra de Bernard Summer que esperan fervientemente a que Ian Curtis haga aparición con su voz profunda e inigualable que conquistó una generación.

I remember nothing

Una de las canciones más oscuras de la agrupación.

Somos extraños y queremos violencia. Así se compone sus primeros versos.

Es una llamada a la anarquía total producto de una manifestación liderada por la filosofía punk, movimiento que surgió en Inglaterra a principios de 1970, emancipado por bandas como Sex Pistols y Flowers of Romance.

Incluso, como efectos de post-producción, el productor Martin Hannet tuvo la innovadora idea de agregar sonidos de botellas de vidrio estrellándose contra el suelo.

New Dawn Fades

Comienza con una sesión prolongada de riff producida por las notas de la guitarra y luego da paso a unas lentas y graves acordes del bajo que acompañan el ritmo de la voz apagada de Ian.

La canción ha servido de soundtracks para películas de Hollywood: Heat; The House of Wax y The Equalizer.

Insight

Es acaso una mirada hacia atrás. Hacia la juventud perdida. Hacia los sueños que se estrellaron contra el muro de la realidad. Y los añicos los recogió Curtis en la superficie su subconsciente para componer la canción.

En ese tiempo, estaba de moda, los videojuegos de arcade que se jugaban en una maquinita. Precisamente, el juego de Space Invaders.

Y dentro de la canción, suelen encontrarse en medio de la pista, diversos sonidos que recuerdan a descargas de armas para frenar una invasión alienígena.

Wilderness

Los acordes de una tímida guitarra se escuchan en el fondo hasta que son sobrepasadas por las primeras ráfagas de la batería que comienzan a pavimentar el camino por el que la voz de Ian comienza a transitar para contar una historia apocalíptica.

El profeta de la destrucción. Un viaje en el tiempo. Atraviesa las diferentes épocas sumidas en el más profunda caos, mientras la humanidad llora.

She Lost Control

Una mota de inspiración producida por el caso de una chica que sufría episodios constantes de epilepsia; Curtis observó su atormentada alma en los ojos de aquella mujer y e hizo un homenaje a su enfermedad que tituló She Lost Control/Ella perdió el control.

Se encuentra en la quinta posición dentro de la lista del disco Unknown Pleasures de la agrupación Joy Division.

La canción tiene diferentes ritmos. En la versión de estudio parecía casi futurista, por el sonido minimalista del bajo de Stephen Morris y los retazos de frases que soltaba Ian Curtis.

Shadowplay

Una referencia casi poética al suicidio. El preludio del acto que cegó la vida de Ian Curtis.

The Killers, en el 2007, hicieron un cover este tema.

El comienzo de la canción tiene un estilo parecido a nuestra canción número 1. Sí falta solo una canción para cerrar este oscuro y genial compilado del legado que nos dejó Joy Division.

Love Will Tear Us Apart

No podía ser otra. Es la vibración musical más fuerte que emitió la banda.

Ian Curtis pasó noches enteras encerrado en su lúgubre habitación emborronando y escribiendo las palabras hasta estar conforme y revelar los problemas que atravesaba su matrimonio.

Hecha para Debbie, la misma mujer que llamó bastardo a Ian cuando lo vió pendido en el techo girando como un ventilador.