Se trata de una cerveza fermentada a partir de bacterias presentes en la vagina, una apuesta tan arriesgada como efectiva para los efectos de publicidad y marketing. Una forma de unir de una vez por todas la relación que tiene el consumo de alcohol con el sexo

“Imagina la mujer de tus sueños, su objeto de deseo. Su encanto, su sensualidad, su pasión. Intenta sentir su gusto, su olor, su voz. Imagínate que te masajea con pasión susurrandote al oído todo lo que deseas. Ahora libera tus fantasías e imagina que con una varita mágica puedes meter todo en una botella de cerveza…” Con estas palabras, una empresa Polaca creó Yoni, The order of Yoni, la primera cerveza con sabor a vagina del mundo“Nosotros, la Orden de Yoni, hemos preparado la tecnología de fabricación para crear dicha cerveza, única posible. La cerveza que contiene la quintaesencia de la feminidad. La tecnología que permite materializar su belleza, gracia y carácter, que le da la posibilidad de conversión de una sabrosa cerveza en una verdadera diosa” Explica la compañía.

La empresa asegura que el proyecto saldrá adelante gracias a un contrato con una importadora en México, no dudo que en Latinoamérica veamos el potencial de esta cerveza, aunque falta comprobar si las vagina europea saben igual a las vaginas latinas, nos queda la duda por la fama que tienen los del viejo continente de bañarse con poca regularidad.

Si quieres saber el aspecto de esta cerveza mira el video que la compañía subió en Youtube. En el mismo se aprecia una cerveza negra, lo que hace pensar que es una cerveza amarga. En el video aparece la modelo Alexandra Brendlova de quien dice la compañía es «el tipo de mujer cuyas feromonas notas aún una semana después de la cita». 

Si la promesa es que el sabor de la cerveza me hará sentir los susurros de una mujer como Alexandra, ¡Quiero probarla!