Libros prohibidos.

Las prohibiciones crean un efecto contrario.

Cuando un individuo percibe límites sabiendo que detrás de esa línea imaginaria encontrará un beneficio, se despierta en él, un deseo insaciable que va creando un impulso de rebeldía que lo llevará a romper el cerco de la ignorancia impuesto por aquellos que son enemigos del desarrollo del pensamiento humano.

Muestra de lo expuesto se puede observar en el campo literario. Miles de libros son prohibidos. Sociedades conservadoras que no quieren una masa agitada.

Desde la explosiva y escandalosa Lolita de Nabokov, pasando por el mítico testimonio de las vivencias de Anna Frank, y terminando con las crueles crónicas de la sociedad agrícola de Estados Unidos durante la Gran Depresión.

Por eso, las instituciones acuden a sus poderes, para silenciar los miles de textos que podrían hacer tambalear los pilares conservadores en los que se sostienen.

Estos son los 10 libros que a lo largo de la historia fueron en una época, prohibidos.

1.Lolita

Escrita por el ruso Nabokov.

En su momento fue una cachetada a la tímida sociedad puritana. Tanto así, que en 1953, año en que se publicó, inmediatamente fue objeto de groseras críticas. 

El editorial del Sunday Express, -periódico londinense- acusó a la novela de una forma furiosa. “Es la novela más sucia que he leído”.

Luego de ese incidente con los medios, en 1955, el Home Office -sección del gobierno londinense que se encarga de resolver asuntos relacionados con terrorismo, drogas, e investigaciones ilícitas- se encargó de prohibir la novela.

Los efectivos policiales confiscaron todos los ejemplares de las librerías excusándose en que la novela de Nabokov manejaba muchos elementos pornográficos.

 

2.American psycho

Escrita por el estadounidense Brett Easton Ellis.

Su salida al mercado en 1992 inmediatamente encendió las alarmas en Alemania.

Donde fue prohibido ya que el Gobierno lo clasificó como: contenido nocivo y enfermo; así, se terminó prohibiendo su venta en todas las librerías del país.

Canadá, que hasta el día de hoy, también lo prohíbe, se une con Australia, en un veto total a la polémica historia.

Sin embargo, en donde unos ven oscuridad, otros ven luz. Estados Unidos, ni corto ni perezoso, produjo la película del libro que inmediatamente tuvo un aluvión de buenas críticas.

El despiadado, seductor, y misógino Patrick Bateman – interpretado por Christian Bale- se convirtió en un ícono de la cultura en Hollywood.

3. Las uvas de la ira

Escrito por John Steinbeck.

Desde 1939, año en que fue difundido, sufrió muchos atropellos.

Por ejemplo, el gobierno estadounidense lo prohibió al instante, al mismo tiempo, que los ciudadanos que se hacían con él, que pertenecían a la bandada conservadora, lanzaban con furia el ejemplar hasta una fogata que transmutaba el papel en cenizas.

La historia que exponía la extrema y profunda pobreza que sufría una familia de agricultores en tiempos de la Gran Depresión; influyó en su prohibición y también, en el descontento de los terratenientes que se temían revueltas de los campesinos.

Uno de los libros prohibidos en la cultura estadounidense.

4.Trópico de cáncer

Escrito por Henry Miller.

La década de los 30 fue una época difícil de asimilar para el gobierno estadounidense.

Si en 1939 Las uvas de la ira representaron un peligro para sus estándares, en 1934, recibieron un manotazo inesperado de uno de los escritores más geniales del siglo XX.

Trópico de Cáncer fue clausurado y censurado por la Corte Suprema de Pensylvania. Los magistrados emitieron un asqueroso veredicto contra la obra. “Es un hoyo de putrefacción, una reunión resbalosa de todo lo puede ofrecer esta depravada sociedad”.

Sin embargo, George Orwell, padre de 1984, después afirmaría que “Trópico de cáncer es el mejor libro de los años 30”.

El libro cuenta la ola tempestuosa de encuentros carnales que mantenía Miller con varios amigos durante su estadía en un tranquila villa francesa.

5. Los versos satánicos

Escrito por Salhman Rushdie.

La publicación de este libro desató la locura de los seguidores del Islam.

A poco tiempo de su aparición en las librerías del mundo, la comunidad islámica manifestó un claro rechazo hacia el manuscrito; denunciando el ejemplar de forma inmediata.

Como a varios países les parecía irrelevante su postura, tomaron cartas en el asunto.

Por medio de una fatwa -reunión que conlleva a emitir una ley sobre un evento determinado, decidieron que cualquier persona relacionada con el libro sería ejecutada por los inmigrantes musulmanes.

Incluso, ciudadanos iraníes le pusieron precio a la cabeza del escritor. 600mil dólares fue la recompensa que puso el Gobierno de Irak. Lo que llevó al escritor a ocultarse en Inglaterra. Donde actualmente reside. La Reina Isabel II lo nombró caballero en 2007.

El comportamiento iracundo y enfermo de la comunidad islámica obedece a que Los versos satánicos se componen como una reinterpretación de los hechos que se cuentan en el Corán, libro que dejó Mahoma; así, la historia del escritor violaba de forma descarada los testimonios divinos del profeta.

Uno de los libros prohibidos más polémicos hasta el momento.

6. El decamerón

Escrito por Giovanni Boccacio.

Doscientos años después de su publicación, la Iglesia lo incluyó en su lista negra, de esa forma, todo aquel que se encontraba leyendo el manuscrito era tachado de hereje, lo que le aseguraba un lugar especial y cercano dentro de las llamas insaciables de la hoguera.

El decamerón se siguió reproduciendo de forma clandestina. En 1572 aparecieron ejemplares en la plaza de Florencia, lo que llevó a las autoridades a confiscar de inmediato su aparición.

Su historia pretendía recrear una versión alternativa de la creación del universo usando el evento de la peste negra que azotó a Europa como símbolo de destrucción del mundo, para después narrar la continuación de la historia humana desde su particular punto de vista.

Uno de la extensa lista de libros prohibidos por la Iglesia.

7. La odisea

Escrito por el poeta griego Homero.

Censurado por el maléfico y violento emperador Calígula.

El poemario de 24 cantos exponía razones que incentivaban a la libertad, cosa que Calígula en su afán de controlarlo consideraba imperdonable, así que terminó vetándolo.

Aunque, el legado de Homero no terminó allí. Joyce, Vasconcelos, y Marvel Cómics han rendido homenaje por sendas obras que no tienen nada que envidiarle a la original.

Uno de los libros prohibidos de la antiguedad.

8. El origen de las especies

Escrito por Charles Darwin.

El origen de las especies publicado en 1859 le hinchó la vena de la frente a la Iglesia.

Las instituciones conservadoras y de carácter religioso promovieron una campaña de desprestigio y críticas sobre el controvertido y polémico libro de Darwin.

Además, envuelto en una sociedad profundamente controladora, fue instigado a que se olvidará de sus escritos y el nunca se dio por vencido.

A la Iglesia le repudiaba el hecho de que el hombre proveniese del mono, después que, según los evangelios divinos, indicaban que “el hombre fue concebido a partir de la semejanza de Dios”.

Acaso, uno de los libros prohibidos de todos los tiempos.

9. Anna Frank

Escrito, según lo que se presume, por ella misma.

Varios historiadores dudan de la credibilidad del texto pues han surgido muchas hipótesis respecto a quién fue su verdadero autor.

El manuscrito fue escondido de los nazis por razones obvias, publicándose dos años después de la caída del nazismo, es decir en 1947, bajo el título de “La casa de atrás”.

La historia revive la desesperación de una familia judía que es obligada a esconderse de la polícia alemana que querían obsequiarle un “irresistible boleto” a los “paradisíacos” campos de concentración.

10. 1984

Escrito por George Orwell.

Publicado luego también de la caída del nazismo alimentó muchas opiniones negativas, y un profundo rechazo por su contenido “pro comunista”.

Orwell, consciente de lo terrible que puede llegar a convertirse una nacion totalitaria advirtió de conductas políticas que atornillaban su deseo de gobernar para siempre.

El Gran Hermano y la polícia del pensamiento se erigen como uno de los ineludibles males que Winston debe enfrentar.

Uno de los libros prohibidos en que los políticos se fijan más.