Se quejaron en nuestro Twitter de que los hombres venezolanos no suelen hacerle sexo oral a las mujeres ¡¿Qué es eso?! Nos preocupamos e investigamos. La respuesta en este post.

Hace unos días, vía Twitter, pregunté a nuestros seguidores hombres si les gustaba hacerle sexo oral a sus mujeres. Lo que me sorprendió no fueron las respuestas de los hombres sino la cantidad de mujeres que salieron quejándose de lo poco o nada que sus hombres las lamían.

¿Esa es la triste realidad sexual de la mujer venezolana? ¿No son consentidas por sus hombres? ¿A los hombres venezolanos no les gusta lamer? ¡Preocupante!

[divider] [/divider]

Lámeme y veré estrellas

Primero: ¿por qué el sexo oral es tan importante para las mujeres? ¿Qué importa si los hombres bajan o no?

Hay pocas cosa más sensibles en el cuerpo de una mujer que su clítoris. El menor roce, vibración o toqueteo en esa zona de nervios hace que hasta las más calladitas y recatadas confundan el nombre de su hombre con Dios. Si alguna dice que no es así, seguro fue de las que se quejaban en nuestro Twitter de que no les hacían el favorcito. 

“Cunnilingus (del latín cunnus: “cuña” o “vulva”, y lingus: “lengua”), práctica desexo oral donde se chupa, frota, lame o mordisquea (con grados variables de intensidad, y también pueden ensalivar o escupir) con la boca, con la lengua y con los labios o los dientes los labios de la vulva, la entrada de la vagina y el clítoris.”

Estar con un hombre que sepa lo que hace cuando tiene su boca entre tus piernas crea una sensación de placer casi tan brutal como el mismo orgasmo ¿Por qué? Primero: verlo mientra te come es tener una porno en vivo y directo vía satélite desde tu vagina; y segundo: las sensaciones que disfrutamos a través del sexo oral no pueden compararse nunca a la penetración u otro tipo de caricias, siendo entonces el sexo oral un complemento A1 en el camino para llevarnos al orgasmo.

[divider] [/divider]

¿Los venezolanos no bajan?

Aquí pueden pasar dos cosas: o las que tienen a un hombre que les haga sexo oral con regularidad cada vez que tienen sexo tienen más suerte que ganarse el Kino dos veces o las que se quejaron están más saladas que el agua del mar.

No queríamos quedarnos con la duda e hicimos una encuestica para saber qué tenían que decir los hombres al respecto y aquí están los resultados: 

  • Preguntamos lo esencial que es para ellos hacerle sexo oral a una mujer. 90% dijo que era tan esencial como la misma penetración. 

“A parte de excitarme yo, me da una gran sensación de poder”. -Roberto Cohen (@robertofezzuoglio)

  • Preguntamos por qué lo hacía. 60% dijo para darle placer a ellas y sentir placer ellos. 25% dijo para sentir placer ellos y solo un 15% dijo que lo hacían para que ellas le devolvieran el favor.

“Es disfrutar demasiado de algo que te estás comiendo y lo que lo hace más brutal es que pueder ver como eso que te comer disfruta que lo hagas.” -Emilio Everduim (@eeverduim)

Ellos dicen que sí bajan, entonces ¿Cuál puede ser el problema?

[divider] [/divider]

Hablan los expertos 

Los resultados de la encuesta, entonces, no me dejaban entender cuál era la quejadera de las mujeres respecto a que sus hombres no se las comen. ¿Será mentira de ellas? ¿Será mentira de ellos? ¿Será que es que lo hacen mal? Mejor preguntarle a una experta.

Me comuniqué con la sexóloga venezolana Luz Jaimes, quién me regaló unos minutos dentro de su agenda para responder unas dudas sobre la frecuencia con que los venezolanos le dan placer oral a sus mujeres.

Una de mis principales dudas era si existía una alta regularidad de quejas por parte de las mujeres cuando asistían a su consulta, porque si se quejan vía Twitter en una cuenta como la nuestra, asumía que en una consulta meramente sexual las quejas serías descomunales. No, mijo, no. La doctora Jaimes aseguró que las quejas por falta de experiencias sexuales orales a las mujeres era mínimas y que, en realidad, es del otro lado, es decir, son los hombres quienes suelen quejarse más de que las mujeres no les hacen el favorcito.

Además, la sexóloga afirmó que en la mayoría de los casos, los hombres admiten que sienten gran placer cuando le dan sexo oral a sus mujeres y que en ellos existe menos frenos haca a la actividad por desagrado o problemas de higiene como lo tienen las mujeres para con ellos.

Un punto muy interesante fue la confirmación por parte de la doctora Jaimes de que los hombres no suelen asistir a su consulta para “aprender” a dar sexo oral a sus mujeres sino que en la misma se dedican a trabajar la técnica donde usualmente están fallando.

¿Será, entonces, que es que lo hace mal? ¡Ay chamo!

[divider] [/divider]

¡Aprende a lamer!

Queridos hombres: si ustedes creen que son los Messi del sexo oral, mejor piénsenlo dos veces. Puede que sí bajen y chupen y lamen y rico todo pero también puede que algo esté fallando y sus mujeres no les estén diciendo nada por miedo a que no bajen más. Ustedes saben muy bien como se ponen a veces. Esto es un recordatorio para los dos: las mujeres tienen que comunicarse mejor y los hombres aprender a escuchar e interpretar el cuerpo de sus mujeres.

¿Cómo pueden darnos más placer? Aquí voy a dejarles unas técnicas super sencillas, en cristiano y criollo para que vuelvan locas a sus mujeres. Anoten:

Tómatelo con soda.

Hacerle sexo oral a una mujer no puede ser una carrera. No te está persiguiendo el banco para que pagues el crédito del carro ¡Calma! Aunque las mujeres algunas veces pedimos más, más y más, nos encanta que nos mantengan en suspenso también. Es cuestión de equilibrio. Dennos un poquito de lo que queremos y nos lo quitan para luego dárnolos de nuevo. Ya verán…

Estimulación.

Tomando en cuenta el primer punto de “bájale dos”, este punto de la estimulación es la clave de todo: sentimos hasta los pensamientos cuando nos tocan el clítoris. Tengan esto en cuenta para estimularlo dándole golpecitos muy suaves con la punta de su lengua, usen sus labios para darle mordisquitos delicados y usen sus dedos en forma de V para encarcelar el clítoris entre ellos mientras pasan su lengua -de arriba a abajo- por la protuberancia de nervios. Les apuesto lo que quieran a que ya en ese momento estará esa mujer retorciéndose en la cama pidiéndote más.

 No te enfrasques.

Hay muchísimas cosas que pueden estimular en la vagina de una mujer. No se enfrasquen solo en besar o en morder o en lamer ¡Lo queremos todo! Háganlo rotando todos los movimientos y los puntos de estimulación: laman el clítoris, mordisquea los labios externos, chupa los labios internos y no olviden usar sus dedos.

[divider] Lamen o no lamen [/divider]

Los hombres venezolanos sí lamen, mujeres. Déjense de tonterías.

Como todo, en este mundo nos podemos conseguir con cualquier cantidad de personas diferentes, por supuesto que existen aquellos egoístas y machistas a los que darle placer a su mujer significa comprarle una cocina nueva ¿Mi consejo? ¡Patadita en el trasero a ellos!

Quiéranse ustedes primero y luego salgan a encontrarse con hombres que sí valgan la pena, porque a decir verdad estamos muy claras de que no solo queremos un hombre que nos trate bien, que nos lleve a cenar o al cine, que se lleve bien con nuestra familia y todas esas cosas tipo Susanita Nivel Disney, sino que queremos un hombre que en la cama nos vuelva locas, nos haga gritar y gemir hasta el punto de que no nos importe si los vecinos comienzan a creer que en nuestra casa graban porno.