Nuestros ancestros han hecho que estos días también estén llenos de algunos mitos y creencias. Algunos ya han quedado en el olvido y otros los practican.

Jesús quien es el hijo de Dios ha dejado una huella y un legado imborrable en la humanidad. Los fieles se prepararon para la Semana Santa en la cual se recuerda su pasión, muerte y resurrección. Mientras otros temporadistas se preparan para viajar o descansar durante estos días.

Nuestros ancestros han hecho que estos días también estén llenos de algunos mitos y creencias. Algunos ya han quedado en el olvido y otros los practican.

No bailar hasta el sábado de Gloria porque corre el riesgo de que se le sequen los pies.

– No tener relaciones sexuales, pues quedarían unidos físicamente.

– El viernes santo no se debe consumir carne roja, sino pescado.

– Durante jueves y viernes santo sólo se debe escuchar música sacra.

– Durante la noche del viernes santo no debe bañarse en la playa porque podría convertirse en Sirena.

No usar el color rojo porque sería identificarse con Satanás.

– Si los hijos le levantan la mano a sus padres en un intento de agresión, se le puede quedar el brazo tieso.

– Otras de las tradiciones requería guardar los cuchillos, machetes, navajas y tijeras, porque si no sangraban.

– Durante los días santos no se debe clavar nada porque significa que está clavando a Cristo.

– Cubrir los santos con una tela durante el jueves y viernes santo.

– No hacer ningún tipo de limpieza en el hogar sobre todo barrer porque se considera que “es barrer el rostro de Jesús”.

– El Viernes Santo a las tres de la tarde (hora en que murió Cristo), debe quedarse en silencio donde esté, pues en ese momento el mundo “se paraliza por unos segundos” y en algunas ocasiones llueve.