Los Oscars.

¿Creías que lo sabías todo sobre la historia de la entrega de los premios de la Academia? Pues piénsalo de nuevo, porque hemos elaborado una lista compleja con curiosidades, que, apostamos, jamás se te han pasado por la cabeza.

Desde el bautizo de su nombre, recordaremos una viejas películas que luego de su anticipado éxito sufrió una noche para el olvido, hasta qué genial actor se mereció la ovación más extendida…

¡Comencemos!

1.¿Por qué se llama así?

No se sabe con exactitud qué motivó el hecho de llamar a la escultura metálica con un nombre corriente.

Se dice que así se llamaba el tío de la secretaria de la Academia y al parecer esa asociación inmediata que establecida por ella caló hondo.

Otros dicen que así lo bautizó una actriz luego de comprobar que, Oscar, su esposo al salir de la ducha, compartía una característica singular en sus partes bajas con la estatuilla.

Se barajaron otros nombres como ‘El trofeo del oro’, ‘El trofeo del mérito’, o ‘El hombre de hierro’; pero lo cierto es que Oscar se quedó. Así como cuando te bautizan con un nombre Tukky y no quieres. ‘Venga Winkler Jhojan y saca el aseo’.

  • Quentin Tarantino confirma cuándo se retirará del cine

2.  Un solo ganador llamado Oscar

La feliz coincidencia fue para Oscar Hammerstein (1895-1960), un libretista y compositor estadounidense que se alzó con dos premios. Ambos fueron en la categoría de Mejor canción original: En 1941 con la canción La última vez que vi París, y en 1945 con el tema Quizá será la primavera.

3. ¿Alguna vez se cancelaron?

Hasta en tres ocasiones.

La primera fue forzada por la naturaleza. En 1938 se manifestaron dos profundas tormentas sobre la ciudad de Los Ángeles que tuvo como consecuencia el desbordamiento de un río que terminó inundando toda la ciudad.

La segunda fue un ejercicio de respeto. En 1960, tras la muerte de Martin Luther King se llegó a la conclusión de que lo mejor era posponer el evento como una forma de honrar su muerte y mandar un mensaje solidario a esa comunidad afroamericana que estaba profundamente entristecida debido a la pérdida irreparable de su líder.

En 1980, y después del atentado casi mortal al presidente Ronald Reagan perpetrado por un hombre perturbado que quería impresionar a Jodie Foster, joven actriz dueña de una belleza incomparable, tomaron la decisión de posponer el evento.

4. ¿Han cambiado el material de las estatuillas?

Durante la II Guerra Mundial EE. UU. necesitaba gran cantidad de metal para fabricar armas y neutralizar el ejército de Hitler, por ende la prioridad fue para el conflicto bélico que se estaba librando en Europa; así que la Academia se vio obligada a fabricar las estatuillas con yeso.

  • 15 razones por las que tus panas odian ir al cine contigo

5. La ovación más extendida de los Oscars

La profunda admiración que sentía el mundo cinematográfico por Charles Chaplin fue reflejada en una ovación inolvidable.

En 1970, volvió a los Ángeles después de encontrarse cumpliendo dos décadas de exilio en Europa tras ser acusado de comunista y haber sido amenazado con ir a la cárcel.

Esa noche de 1970, durante la ceremonia, se le hizo un reconocimiento especial: El Oscar honorífico. Y cuando se escuchó el nombre de Chaplin, la sala rompió en una inolvidable lluvia de ovaciones que desató lágrimas incontables a Charles.

6. Ganadores diferentes por el mismo personaje

Ocurrió gracias a la irreverente saga del Padrino.

En 1972, Marlon Brando, se hizo merecedor de la estatuilla a Mejor actor después de haber brindado una interpretación impecable del peligroso miembro de la mafia italiana, Don Vito Corleone.

 

Transcurrido dos años, es decir, en 1974, le tocó el turno de recoger la estatuilla por Mejor actor secundario, a Robert De Niro quien despertó una lluvia de elogios y una ola de buenas críticas por su personaje; un joven Vito Corleone que recién se empezaba a introducir en el ‘negocio de la familia’.

7. Un Oscar más siete ‘oscarsitos’

No, no es lo que se imaginan. En ese tiempo, ni el cantante de reggaeton había nacido.

La extraña y cómica distinción la tuvieron con el genial Walt Disney. La razón obecede a que Los siete enanitos fue premiada a Mejor película animada. Entonces, la Academia le obsequió además de la estatuilla en tamaño normal, 7 premios -por cada uno de los siete enanitos- en versión miniatura.

8. La más perdedora

Una ola de enojo grandísima sintió Steven Spielberg cuando su película El color púrpura fue completamente ignorada en los Oscars.

Eso ocurrió en 1985.

La película había acumulado 8 nominaciones. Y al final, la historia que iba sobre maltratos psicológicos y sexuales sufridos por una niña perteneciente a una disfuncional familia afroamericana, no se llevó ni un solo premio.

9. ‘¡And the Oscars goes to!’ / ¡Y el Oscar es para!

Es la frase que anuncia el preludio de la victoria para unos, y la derrota para otros. El caso es que no siempre se manejó este formato para anunciar el ganador.

Ya que antes de 1988, los que se subían al escenario, o aparecían detrás de las bambalinas, emitían el sencillo ‘And the winner is…’ / Y el ganador es…

10. 3 películas que se coronaron en las mejores categorías

El día de hoy los Oscars cumplen 89 años. Eso nos habla de que sí en 89 años tan solo 3 films pudieron cantar victoria y amasar las estatuillas en las mejores categorías, es porque debe tratarse de obras maestras.

 

Despertando grandes sensaciones que dejaron una marca inmortal de inspiración para futuras generaciones.

Existen cinco categorías que en esencia son los que gozan de mayor prestigio: Mejor película, Mejor actor, Mejor actriz, Mejor director, Mejor guión original.

Y hasta ahora, solo las películas Sucedió una noche (1934), Alguien voló sobre el nido de los cucos (1975), y El silencio de los inocentes (1991) han sido los suficientemente excepcionales para lograr esa gran hazaña.

 

 

Postdata: Sabiendo que La La Land ha conseguido la avasalladora cantidad de 14 nominaciones, y en esas, se encuentra compitiendo en las categorías que hemos dicho anteriormente, ¿creen que se unirá al trío histórico?