Los  secretos más profundos de Whitney Houston pretenden ser revelados por medio de un documental titulado bajo el nombre de Can i be me.

La proyección de la cinta se hizo en el festival de cine de Tribeca, coincidiendo con el cuarto aniversario de la muerte de uno de los íconos afroamericanos de la música en Estados Unidos.

Can i be me fue dirigido por una dúo de personas especializadas en el mundo del cine, es decir, el documental fue creado entre Nick Broomfield (Kurt & Courtney) y Rudi Dolezal ( Freddie Mercury, The Untold Story).

El documental fue armándose gracias a los testimonios, declaraciones y anécdotas expuestos por el círculo interno de trabajadores de la estrella: chóferes, estilistas, y guardaespaldas.

Sin embargo, la historia no sólo se centra en los “chismes” de ese grupo de personas, sino que además busca profundizar en las dificultades que Whitney Houston hubo de enfrentar durante su carrera artística, -80’ y 90’s- para ascender al Olimpo de la cultura pop, siendo que era afroamericana y provenía de un bajo estrato social.

Además, Can i be me, reveló la explosiva relación lésbica que sostuvo con Robyn Crawford y como la detonación que puso fin a su romance, resultó en una amarga y profunda depresión que la cantante tuvo que sufrir en silencio. Una de los secretos más profundos de Whitney Houston.

Uno de los tópicos que, en teoría, puedan resultar más interesantes, pues, hasta ahora, solo habían sido rumores.