Madonna. 58 años. Michigan, Estados Unidos.


Madonna Louise Ciccone nació el 16 de agosto de 1958. Sus progenitores eran inmigrantes. Silvio Anthony Ciccone, el padre de Madonna, provenía de la región Pacentro en Italia, mientras que su madre, Madonna Louise Fortín, era de ascendencia franco-canadiense.

A los 5 años, recibió un golpe difícil de sanar. Su madre, Madonna Louise Fortín, estaba en la irreversible etapa terminal de un cáncer de mama. 

Cuenta en sus memorias, que al principio desconocía cómo debía actuar, pues no había caído en cuenta de que su madre se estaba desvaneciendo lentamente ante sus ojos, era muy pequeña y había gestos de los adultos que le pasaban desapercibidos.

A raíz de la muerte de su madre, y la posterior unión de su padre con la ama de llaves de su casa, se desarrolló en la adolescente, una rebeldía que resultaba extremadamente antipática para las personas que le rodeaban.

Decidida, y producto de la rebeldía que dominaba su vida, a menudo, solía ignorar el hecho de afeitarse las axilas, y tampoco, se maquillaba, como la otras chicas de su edad.

Y en el colegio, Madonna, ya de unos 15-16 años se desataba por completo. Hacía piruetas en los largos pasillos que daban a los salones, y apenas advertía la presencia de algunos niños, procedía a levantarse las faldas para revelar el color de su ropa interior ante la mirada atónita y curiosa de los que observaban.

Madonna, a los 19 años, como Dios la trajo al mundo

Poco antes de llegar a sus 20 vueltas al sol, accedió a realizar una candente sesión fotográfica bajo el lente de Herman Kulkens. En ese entonces, era una brillante y popular estudiante de danza en la Universidad de Michigan.

GALERÍA: Estas 30 fotos no bastan para demostrar la represión en Venezuela