El mundo del internet es fascinante, cada día encontramos una diversidad infinita de información que nos llama la atención y se nos hace muy difícil despegarnos de la plataforma, en mi caso, me considero un consumidor empedernido de la web.

La magnitud de este fenómeno es tan grande que desde hace muchos años se ha convertido en un medio de trabajo, y sin hacer énfasis en las maneras, solo hay que estar claros en que cada día hay un método distinto de generar dinero en las redes.

Una de las vías opcionales e “independientes” por así decirlo para ganar pasta, es el portal de vídeos líder en todo Internet, Youtube.

Los “Generadores de contenido online”, o simplemente “Youtubers”, han llegado para quedarse y demostrar que cualquier persona tiene el poder necesario para crecer por su cuenta y hacerse escuchar sin ser amordazado, elaborando información de gustos propios y que muchas veces no se encuentra en la televisión, de tal forma que se establezca una audiencia que sienta empatía con lo que se produce.

Yo me he convertido en un adicto a Youtube

Se podría decir que la mayor parte del tiempo estoy inmerso en dicho dominio de Google (hasta cuando trabajo), ya sea escuchando a mis artistas favoritos, viendo las locuras de algún personaje, aprendiendo de tutoriales, buscando información, o simplemente disfrutando de reseñas y tops.

Y como muchas personas, me he planteado comenzar a generar contenido para dicha página y apostar por mis convicciones como lo he hecho hasta ahora. De momento no he dado el paso, pero conozco muchas personas que quieren adentrarse a dicho mundillo apasionante y dar a conocer sus más profundas ideas y talentos.

Para poder ingresar en dicho medio hay que estar claro de muchas cosas que debes y no debes hacer.

A pesar de no contar con un canal en la página, he digerido una gran suma de vídeos, y como periodista he armado mi propio criterio sobre cómo triunfar ahí, y mi conclusión es la siguiente:

No existen fórmulas para ser exitoso, simplemente todo está en uno.

Ser un triunfador no depende de qué medios tengas para salir adelante, sino de la constancia y tenacidad que en ti albergue para lograr tus propios objetivos.

No importa cuánto te tardes en llegar, sino cómo lo hagas.

El error más común que veo en ciertos Youtubers NO es que muchos estén dentro de la plataforma única y exclusivamente para ganar dinero (todos lo hacen y no es malo), pero existen personas que hacen hasta lo imposible por generar visitas, desde cosas desagradables para las masas, hasta contenido donde exponen su imagen, la de los suyos, e inclusive su vida.

Unos billeticos no deberían comprar tu ética.

También lee: ¿Debería censurar YouTube a Eugenia Cooney por pesar 27 kilos?

Lo más clave para ser un ganador es: Hacer lo que te gusta, y a tu manera.

Si disfrutas lo que estás haciendo ten paciencia, las victorias no llegan de un día para otro si no te trazas una estrategia. Escucha y lee críticas constructivas, desarrolla una piel de cocodrilo para que los malos comentarios no te desvíen de tu norte, y siempre, pero siempre, sé tú mismo.

Posiblemente me anime dentro de poco a ser Youtuber, ¿ustedes están activos con eso?