Conozco casos de gente cercana a mí que ha tenido intenciones de ser infiel a su pareja, pero en la aventura se han llevado las tablas por la cabeza, no solo por aquel “culish” a donde éste quería caer, sino que la susodicha en cuestión también da al sujeto un poco del jarabe de su propia medicina.

El “No hagas lo que no te gusta que te hagan” es ley de vida

En dicha historia, el “cacho” que el pana quería conquistar “sapeó” a la novia de mi amigo para que ésta estuviera clara de las travesuras que él quería llevar a cabo.

Después de un tiempo, por razones más que obvias la chama terminó con su relación.

¿Y a qué viene toda esta historia?

Este tipo de situaciones no crean que solo le ocurren a los mortales que andamos en camionetica como tú y yo, sino a esas gente que día a día está bajo los focos de la prensa y que de por sí tienen a muchas personas trabajando a su alrededor para cuidar su imagen pública.

Hace un par de días, la ex actriz porno y ahora periodista deportiva, Mia Khalifa, dejó en evidencia al pelotero venezolano que juega en Grandes Ligas con los Cachorros de Chicago, Wilson Contreras… Vaya telita.

El receptor tenía mucho tiempo “cayéndole” a la chama por DM en Twitter, y ésta, ya cansada del asedio del receptor criollo, decidió publicar dos screenshots con las conversaciones entre ambos (si se pueden llamar conversaciones, claro está).

En las capturas de pantalla, el receptor la atosigaba constantemente, hasta que en un mensaje donde él escribió “Hola“, la es pornstar respondió con un “Adiós“.

Wilson “Rebote” Contreras

Posterior a la respuesta, el beisbolista siguió con sus intenciones hasta que Khalifa decidió actuar y publicar los mensajes.

Vaya lección recibió el pana. Mi recomendación: Déjense de esas mañas, por más cursi que suene, es mejor cuidar a quien te ama que buscar un “polvo” de una sola noche.