Los ladrones son unos muchachitos, algunos incluso hasta menores de edad”

Desde comienzos de 2016 se estuvo corriendo un fuerte rumor en Twitter y Facebook acerca de un presunto robo que habría sufrido el presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes. Alto funcionario del gobierno de Hugo Chávez por años y también del actual presidente Maduro.

No es la primera vez que a Nelson Merentes le surge un rumor en el que “un dinero robado” nunca está ausente. Lo cierto es que en esta oportunidad, como en las anteriores, tampoco se cuenta con ninguna investigación por parte del CICPC, denuncia hecha en fiscalía, operativos de Polivargas y mucho menos una declaración formal de Merentes desmintiendo el hecho.

La cifra de dinero robado de una supuesta casa en Naiguatá del funcionario rondaba los $300.000, la gente se escandalizó por la cantidad y de allí el fuerte rumor que se corría. Unos días después, comienza a aparecer información de fuentes más confiables en las que se aseguraba que el lugar del robo en realidad fue en Tanaguarena (Vargas), había sucedido el 29 de diciembre y que la cantidad no eran 300 mil de los verdes, sino $8.000 y unos €30.000.

Inmediatamente otros detalles comenzaron a sonar por las redes sociales. Se decía que una niña de unos 16 años había suministrado la llave del apartamento a los ladrones, que parte del botín era para ella, entre otras muchas cosas de las cuales no se tiene confirmación. Lo cierto es que la gente no perdona, y en Twitter se posicionó el 18 de enero la etiqueta #MerentesPedófilo.

ElPitazo publicó “la historia tras el hurto”, en la que habitantes de los pueblos de Vargas cuentan cosas como “Los ladrones son unos muchachitos, algunos incluso hasta menores de edad. Tenían la llave del inmueble, no tuvieron que forzar ni someter a nadie y sabían que al momento de ingresar no iban a toparse con persona alguna (…) Llegaron derechito a donde les dijeron que había un platal. Agarraron el botín, cerraron la puerta y se fueron. No tocaron más nada, para que nadie se diera cuenta que habían entrado. Aunque ahora andan diciendo que hasta se robaron un pernil”.

 

 

 

Todo esto nos hace recordar cuando Maduro reformó la ley del Banco Central para evitar que esa institución tan importante para el país rindiera cuentas a la AN, evitar que la AN nombrara sus propios directores dentro del BCV y mantener a este poder público lejos de las finanzas del Estado.

 

Lee también:

Henry Ramos a Maduro: “Me cita para mal, para peor y para pésimo, pero gracias por la publicidad” [Video]

[Antimateria] El threesome de El Chapo: Coca, morbo y ego