Más del 40% de las personas solteras jóvenes en Japón son vírgenes, así lo demuestra un nuevo estudio sobre los retos demográficos del país. Japón ya sufre por ser una de las naciones con la población más longeva, así como de poseer una tasa de natalidad bastante baja, y el gobierno lucha incentivando al matrimonio y a la paternidad.

Una encuesta a personas no casadas entre 18 y 34 años arrojó que el 42% de los hombres y el 44,2% de las mujeres nunca han tenido sexo alguna vez.

El estudio está a cargo del Instituto Nacional de Seguridad Social y Población de Japón, y es realizado cada cinco años.

vírgenes

El gobierno japonés ha trabajado duro promoviendo la natalidad entre sus habitantes a través de beneficios legales y cuidado a sus hijos. Sin embargo, la nueva data indica que, sea lo que sea, los japoneses y japonesas están viviendo solos, separados.

Casi el 90% de los encuestados han declarado que sí están interesados en casarse, pero en “algún momento en el futuro”. pero, el 30% de 2.706 hombres y el 26% de 2.570 mujeres han dicho que actualmente no están interesados en entablar alguna relación.

vírgenes

“Ellos quieren en algún momento sentar cabeza, pero siempre hay huecos entre sus ideales y su realidad”, así expresa Futoshi Ishii, principal investigadora del estudio. “Es por eso que las personas se casan después, o se mantienen solteros de por vida, porque priorizan su estabilidad personal”.

La falta de actividad sexual en un país como Japón puede deberse a la creciente proliferación de imágenes sexuales que saturan la sociedad informática actual, desde la televisión, los cómics manga, hasta los mismos carteles publicitarios.

Igualmente, el excesivo tiempo dedicado al trabajo, buscando alcanzar una estabilidad económica y posición profesional, ha contribuido al problema. Los cambios en la estructura familiar japonesa son cada vez más latentes, y pese a ser un país con alta población, en proporción, son pocas las familias consolidadas.