Orange is the New Black.


Los hackers progresivamente van dirigiendo sus discretos ataques hacia los blancos más insospechados.

Orange is the New Black es la serie más exitosa de Netflix. Una producción que cuenta con alrededor de 6.7 millones de viewers. Una barbaridad. Y además, es una cifra altísima que se traduce en ingresos aún mayores.

El famoso pirata informático, The Dark Overlord –hay personas que no superan Warcraft – hurgó dentro de la información de Netflix y se dispuso a trazar un maquiavélico plan para secuestrar la serie.

Y lo logró.

Ahora está pidiendo un dígito que no sido publicado, pero que parece ser muy alto, teniendo en cuenta, el valor que representa la serie más vista de Netflix.

Sin embargo, Netflix, apuntó que según investigaciones, el hacker pudo haber tenido un cómplice.

Miembros de la compañía de pago en streaming –Netflix, duh- argumentan que podrían estar implicados miembros del personal que labora dentro de Larson Estudios, una compañía en Los Ángeles que trabaja en la post-producción de series.

Inclusive, The Dark Overlord, haciendo gala de una intolerable prepotencia, mostró en su cuenta personal de Twitter, todas las empresas que había ultrajado, entre ellas: FOX, Nat Geo, y ABC, además dejó un mensaje advirtiendo que ya no era un adolescente inmaduro que gastaba su tiempo en consolas.


Si la filtración se hace realidad, sería una pesadilla para Netflix.

Que descanse en paz: Acompáñamos al funeral de estas 5 series